Kanban frente a scrum

Descubre las cuestiones más importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir entre scrum o kanban, y qué hacer si no puedes decidirte.

Max Rehkopf Max Rehkopf
Buscar temas

La metodología ágil constituye un conjunto de ideales y principios que actúan como el faro que nos guía. Kanban y scrum son marcos que ayudan a los equipos a seguir los principios de la metodología ágil y a sacar el trabajo adelante.

Resulta sencillo señalar las diferencias entre las prácticas de scrum y las de kanban, pero solo en las cuestiones superficiales. Aunque las prácticas difieren, los principios son en gran medida los mismos. Ambos marcos te ayudarán a crear mejores productos (y servicios) con menos dolores de cabeza. 

A ver, ¿por dónde íbamos?

La metodología ágil es un enfoque estructurado e iterativo para la gestión de proyectos y el desarrollo de productos. Reconoce la volatilidad del desarrollo de productos y aporta una metodología para que los equipos autoorganizados reaccionen ante los cambios sin que se les vaya de las manos. Hoy en día, la metodología ágil apenas supone una ventaja competitiva. Nadie puede permitirse el lujo de desarrollar un producto durante años o incluso meses en un entorno aislado sin contacto con el exterior. Esto quiere decir que hacer las cosas bien resulta ahora más importante que nunca.

Kanban consiste en visualizar el trabajo, limitar el trabajo en curso y maximizar la eficiencia (o el flujo). Los equipos de kanban se centran en reducir el tiempo que se tarda en llevar un proyecto (o historia de usuario) del principio al fin del proceso. Para ello, utilizan un tablero de kanban y mejoran continuamente su flujo de trabajo. 

Los equipos de scrum se comprometen a lanzar un software funcional a través de intervalos establecidos llamados "sprints". Su objetivo es crear bucles de aprendizaje para recopilar e integrar rápidamente los comentarios de los clientes. Los equipos de scrum adoptan funciones específicas, crean artefactos especiales y organizan ceremonias periódicas para que el trabajo siga saliendo adelante. La mejor definición de la metodología scrum se encuentra en la guía "The Scrum Guide".

 

Scrum

Kanban

Cadencia

Scrum

Sprints periódicos de duración fija (p. ej., 2 semanas)

Kanban

Flujo continuo

Metodología de publicación

Scrum

Al final de cada sprint

Kanban

Entrega continua

Funciones

Scrum

Propietario del producto, experto en scrum, equipo de desarrollo

Kanban

No hay funciones obligatorias

Métricas principales

Scrum

Velocidad

Kanban

Plazo, duración del ciclo y trabajo en curso

Filosofía de cambio

Scrum

Los equipos no deben hacer cambios durante el sprint.

Kanban

El cambio puede producirse en cualquier momento

Compañeros de equipo usando un tablero de scrum | Orientador ágil de Atlassian

Scrum: un enfoque ágil y estructurado

Con scrum, tu equipo se compromete a lanzar valiosos incrementos de trabajo al final de cada sprint. Scrum se basa en el empirismo, y se centra en pequeños incrementos de trabajo que te ayudarán a aprender de los clientes y a fundamentar mejor qué hacer a continuación. Consta de lo siguiente: 

Cadencia de scrum

Scrum avanza con rapidez, con sprints de entre dos y cuatro semanas como máximo, con fechas claras de inicio y finalización. Este plazo tan breve obliga a dividir las tareas complejas en historias más pequeñas, y ayuda a tu equipo a aprender con rapidez. Una de las preguntas clave es: ¿puede tu equipo lanzar código utilizable con semejante celeridad?

Los sprints se acotan mediante la planificación de sprints, la revisión de sprints y las reuniones de retrospectiva, y están aderezados con reuniones diarias de scrum (reuniones rápidas). Estas ceremonias de scrum son ligeras y se llevan a cabo de forma continuada. 

Metodología de publicación

Hoy en día, resulta habitual tener publicaciones ad hoc en la metodología scrum, pero durante mucho tiempo una de las prácticas recomendadas ha sido publicar al final de cada sprint. Los equipos establecen un objetivo en cada sprint, la meta del sprint; y, o bien aprueban la publicación en la reunión de revisión del sprint o bien no la aprueban. 

Funciones de scrum

La metodología scrum presenta tres funciones claramente definidas.

  • El propietario del producto aboga por el cliente, gestiona el backlog del producto y ayuda a priorizar el trabajo que desempeña el equipo de desarrollo.
  • El experto en scrum ayuda al equipo a mantenerse firme en los principios de scrum.
  • El equipo de desarrollo elige el trabajo que hay que llevar a cabo, entrega incrementos y demuestra responsabilidad colectiva.

¿Quién dirige el equipo de scrum? Pues bien, lo cierto es que nadie. Los equipos de scrum se autoorganizan y todos sus integrantes son iguales, a pesar de tener responsabilidades distintas. El equipo está unido por el objetivo de lanzar valor a los clientes.

Métricas clave

La velocidad (el número de puntos de historia completados en un sprint) constituye la principal métrica para los equipos de scrum. Además, guía los futuros compromisos de los sprints o la cantidad de trabajo que asumirá el equipo de scrum en los sprints futuros. Si el equipo completa un promedio de 35 puntos de historia por sprint (velocidad = 35), no se comprometerá a trabajar en un backlog de sprint que contenga 45 puntos.

Filosofía de cambios

Los equipos se esfuerzan por no hacer cambios en el alcance durante un sprint. Los equipos de scrum a veces reciben comentarios y descubren que el trabajo que están haciendo no resulta tan valioso para el cliente como pensaban. En tales casos, el alcance del sprint debe cambiar para reflejar que lanzar valor para el cliente es la prioridad absoluta. Durante la retrospectiva del sprint, los equipos de scrum deben analizar cómo limitar los cambios en el futuro, ya que los cambios ponen en riesgo la posibilidad de que se lance el incremento afectado.

Si deseas más información sobre las metodologías de scrum, consulta "¿Qué es scrum?".

Compañeros de equipo usando un tablero de kanban | Orientador ágil de Atlassian

Kanban: mejora continua y procesos flexibles

Kanban ayuda a visualizar el trabajo, a limitar el trabajo en curso y a avanzar rápidamente del trabajo "en progreso" al "terminado".

Kanban resulta ideal para equipos que tienen muchas solicitudes entrantes con prioridades y tamaños variables. Mientras que los procesos de scrum requieren un gran control sobre lo que está dentro del alcance, kanban te permite dejar que todo fluya. Examinemos las mismas cinco consideraciones para ayudarte a tomar una decisión. 

Cadencia de kanban

Kanban se basa en una estructura de flujo de trabajo continuo que hace que los equipos se mantengan ágiles y listos para adaptarse a las cambiantes prioridades. Los elementos de trabajo (representados por tarjetas) se organizan en un tablero de kanban, donde pasan de una etapa del flujo de trabajo (columna) a la siguiente. Las etapas habituales del flujo de trabajo son Por hacer, En curso, En revisión, Bloqueado y Finalizado. Pero eso es aburrido.

Lo mejor de kanban es que puedes crear columnas personalizadas para adaptarse a la forma de trabajar del equipo. Mi equipo lanza contenido, por lo que estas son nuestras columnas (simplificadas), en el siguiente orden: Backlog, Priorizado, Esbozos listos, Escritura, Diseño, Revisión Técnica y Lanzado. Nuestro tablero nos ha ayudado a descubrir que lanzamos alrededor de una unidad de contenido por semana, así como dónde residen nuestros cuellos de botella (¡no miro a nadie, a Revisión técnica!).

Metodología de publicación

En kanban, las actualizaciones se publican en cuanto están listas, sin ninguna planificación periódica ni fechas de vencimiento predeterminadas.

En teoría, kanban no establece un momento específico para entregar una tarea. Si la tarea se completa antes (o después), se puede publicar según convenga sin tener que esperar a que se produzca un hito de publicación como, por ejemplo, la revisión de un sprint. 

Funciones de kanban

Todo el equipo es propietario del tablero de kanban. Algunos equipos recurren a un orientador en metodología ágil, pero, a diferencia del scrum, no existe un único "experto en kanban" que haga que todo funcione con una fluidez constante, sino que todo el equipo se responsabiliza colectivamente de colaborar en las tareas del tablero y de entregarlas.

Métricas clave

El plazo y la duración del ciclo son métricas importantes para los equipos de kanban. Hacen referencia al promedio de tiempo que le lleva a una tarea pasar del principio al fin del proceso. La mejora en las duraciones de los ciclos indica el éxito de los equipos de kanban.

El diagrama de flujo acumulado es otra herramienta analítica que utilizan los equipos de kanban para conocer el número de elementos de trabajo de cada estado. Los diagramas de flujo acumulado ayudan a identificar cuellos de botella específicos que hay que resolver para mejorar el rendimiento.

Otra forma de enfrentarse a los cuellos de botella es a través de los límites del trabajo en curso. Un límite del trabajo en curso restringe el número de tarjetas que puede haber en cualquier columna a la vez. Si alcanzas el límite de trabajo en curso, una herramienta como Jira Software aplica un tope a la columna en cuestión y el equipo acomete en masa dichos elementos para que avancen.

Filosofía de cambios

Los flujos de trabajo de kanban se pueden modificar en cualquier momento. Se pueden añadir elementos de trabajo nuevos al backlog, y las tarjetas existentes se pueden bloquear o eliminar directamente según el nivel de prioridad. Además, si la capacidad del equipo cambia, el límite de trabajo en curso se puede recalibrar y los elementos de trabajo se pueden ajustar en consecuencia. En kanban, todo consiste en ser flexible.

Si deseas más información sobre las metodologías kanban, consulta "¿Qué es kanban?".

Proyecto de metodología ágil de Atlassian | Orientador ágil de Atlassian

Herramientas de scrum frente a herramientas de kanban

En la comunidad de la metodología ágil se considera que este debate no debería girar en torno a las herramientas. A menudo observamos que la herramienta elegida guía el marco de trabajo escogido y que este determina los principios que adopta el equipo. Nosotros creemos que la decisión debería ir en la otra dirección.  

En cuanto os hayáis alineado con los principios de scrum y estéis satisfechos con el marco de scrum, será el momento de encontrar una herramienta de scrum que os sirva. Lo mismo ocurre con kanban. Sabemos que no somos imparciales, pero dado que se trata de la herramienta de desarrollo de software número 1 que utilizan los equipos ágiles, creemos que Jira Software tiene todo lo que necesitáis.

Con los tipos de proyectos específicos de Jira para scrum y kanban, podéis trabajar con los principios de cada marco. Además, estamos a vuestra disposición para ayudaros a dar los primeros pasos con nuestras guías sobre cómo seguir una metodología scrum con Jira Software y cómo seguir una metodología kanban con Jira Software.

Kanban frente a scrum: difícil elección

Scrum y kanban son metodologías ágiles de manual. Se ha comprobado y demostrado que funcionan de una forma a que resulta francamente difícil de refutar. Parafraseando otra frase recurrente, podríamos decir:"Busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo".

Ahora bien, no todo tiene por qué ser blanco o negro. Existen centenares de equipos que usan modelos híbridos influenciados tanto por scrum como por kanban. Nosotros nos propusimos empezar a ayudar a los equipos a lograrlo en Jira Software y, hace poco, publicamos los proyectos de última generación.

Estos proyectos de última generación permiten a los equipos elegir a su gusto las funciones de la metodología ágil que estimen oportunas, ya se trate de funciones pertenecientes a scrum, a kanban o a una mezcla de ambas metodologías. En lugar de implementar un único marco desde el primer momento, los proyectos de última generación te permiten aplicar progresivamente más y más funciones potentes a medida que vas descubriendo qué es lo que funciona para tu equipo (y qué no). 

Puedes optar tranquilamente por scrum o kanban de última generación a sabiendas de que ambos modelos pueden evolucionar para adaptarse a las necesidades de tu equipo. 

Independientemente de lo que elijas, debes ser fiel a tu decisión durante un tiempo. Coge parte del trabajo del backlog y llévalo a cabo completamente, y luego pregúntale al equipo qué fue bien y qué fue mal. Al probar scrum y kanban y plantear estas preguntas, estarás en el camino adecuado para disfrutar de las bondades de la metodología ágil. 

A continuación
Kanplan