Jefes de desarrollo frente a expertos en scrum

¡Es una lucha a muerte! (Es broma. En realidad, estos dos cargos conviven apaciblemente).

Dan Radigan Dan Radigan
Buscar temas

Los equipos ágiles están estructurados de forma distinta a sus homólogos en cascada. Los equipos en cascada siguen la estructura de la organización, y la planificación suele ser "de arriba abajo", es decir, que la dirección determina el ritmo y el programa. En el desarrollo ágil, el equipo se organiza a sí mismo. Determina su propio programa a partir de las prioridades del propietario del producto y de las capacidades disponibles del equipo.

Los expertos en scrum y los jefes de desarrollo tienden un puente de organización entre la alta dirección y los equipos de desarrollo individuales. Trabajan en optimizar los equipos y las personas para que entreguen el software de la mayor calidad que persiguen los objetivos de la empresa. El experto en scrum y el jefe de desarrollo también protegen a los equipos de distracciones externas, como la adición constante de funciones, los antipatrones en cascada, de funciones cruzadas y proyectos paralelos que distraen a los equipos de sus objetivos reales.

Normalmente, tanto los expertos en scrum como los jefes de desarrollo trabajan con varios equipos ágiles. Veamos cómo trabajan con cada equipo en carteras ágiles más grandes.

¿Qué es un jefe de desarrollo?

Los jefes de desarrollo son elementos clave de las organizaciones ágiles. Su función es fundamental. Son responsables de la calidad del producto, la calidad desde la arquitectura del código hasta el usuario final. Participan en las revisiones del código para comprobar que los miembros del equipo estén aportando código que cumpla con los objetivos a corto y largo plazo del programa. Y, puesto que trabajan de cerca con el equipo, suelen influir en las opciones tecnológicas del programa. Juntos, esta proximidad con el proceso y el producto hace que los jefes de desarrollo comuniquen el contexto de forma interna al equipo y a la organización superior.

Los buenos jefes de desarrollo son formadores de equipos, y eso empieza por la contratación. Los jefes de desarrollo dirigen el proceso de contratación, y son los indicados para ello porque:

  • La contratación lleva tiempo al equipo y lo distrae.
  • Buscar candidatos aleja la atención de la creación de grandes productos.
  • El jefe de desarrollo puede ayudar a reducir algunos de los efectos que tiene la incorporación de personas nuevas en el equipo.

En pocas palabras, cuando el jefe de desarrollo asume las tareas de selección y contratación, el equipo puede concentrarse en el producto con libertad.

Los jefes de desarrollo también actúan como partners y tutores porque son expertos en las bases de la gestión: las reuniones cara a cara, compartir opiniones y la orientación. Los jefes de desarrollo que triunfan orientan a los ingenieros para que aporten excelencia: ideas, código, pruebas y cultura. En ocasiones, el equipo lidiará con decisiones que van desde el diseño arquitectónico hasta la estrategia de ramificación. Los jefes de desarrollo versados saben cuándo intervenir y cuándo dejar que el equipo siga luchando y aprenda.

Una de las grandes diferencias entre los equipos ágiles y en cascada es que el jefe de desarrollo es un partner en el proceso de estimación. En un equipo en cascada, no sería extraño oír una conversación como esta:

  • Jefe: "Oye, ¿cuánto tardará en salir esta funcionalidad?".
  • Ingeniero: "Seis semanas. Tenemos que hacer A, B y C para sacar la función al mercado".
  • Jefe: "Mmm... Suena lógico. Pero tenéis que encontrar la forma de que salga en cuatro semanas".

Sin embargo, un jefe de desarrollo ágil sabe contratar a grandes personas y, luego, confiar en ellas. Un principio fundamental del proceso ágil es que los que están más cerca del trabajo son los más capacitados para alcanzar y entregar ese trabajo. El equipo establece el programa. El jefe de desarrollo añade un valor único al indagar y examinar las suposiciones hechas en el ejercicio de estimación, asociándose en el proceso, en lugar de dictarlo.

En organizaciones ágiles, no oirás cosas como "Encuentra la forma de que salga en cuatro semanas". (Y si lo haces, entonces, bueno... quizás huela algo raro, ¿no?)

¿Qué es un experto en scrum?

Los expertos en scrum son los responsables de proyectos de un equipo ágil que se dedican a optimizar el rendimiento, trabajando entre el propietario del producto y el equipo para garantizar la coherencia y la eficacia de los sprints. Los expertos en scrum también se ocupan de la coordinación entre equipos, de modo que el equipo principal se pueda concentrar en el desarrollo del producto.

El objetivo del experto en scrum es que todos sean eficientes y estén siempre en sintonía. En consecuencia, el experto en scrum coordina la mayoría de los aportes y resultados necesarios en un programa ágil. Dirige los protocolos ágiles del inicio de sprints, las reuniones rápidas diarias, la revisión de sprints, la retrospectiva de sprints, y trabaja con el equipo y los jefes de desarrollo para estimar elementos de mayor envergadura como epics e historias de usuario individuales en el backlog. El experto en scrum quizá no sea tan técnico como el resto del equipo, así que el jefe de desarrollo puede intervenir para prestar un contexto valioso entre el experto en scrum y el equipo ante una falta de conocimientos. A medida que el equipo madura en su aplicación de la metodología ágil, el experto en scrum presta menos atención a la estimación y más a la optimización de la velocidad de entrega.

Asimismo, el experto en scrum actúa como orientador ágil para la organización superior, haciendo que el equipo adopte sus propias prácticas ágiles a lo largo del ciclo de vida del producto: estimación del punto de historia, planificación de sprints y entrega continua. La orientación del trabajo del experto en scrum es crucial. Como expertos en metodología ágil, saben por qué conviene agilizar el proyecto y la empresa, y pueden defenderlo si una empresa se está enfrentando a las dificultades iniciales de adopción.

Los expertos en scrum y los jefes de desarrollo trabajan juntos en carteras ágiles

La mayoría de los equipos en cascada son "jefecéntricos". Recurren a los jefes para establecer prioridades, controlar el progreso y evaluar el rendimiento. En cambio, los equipos ágiles son equipos con autorganización, dueños de su hoja de ruta y su entrega. Para que esto funcione en organizaciones más grandes, los expertos en scrum y los jefes de desarrollo trabajan de forma conjunta para crear una cultura ágil en toda la organización y hacen de intermediarios entre los equipos y la alta dirección. Dado que ambas funciones trabajan en varios equipos ágiles, son miembros clave de la cartera ágil.

Haz que el experto en scrum ayude al equipo a adoptar e implementar la metodología ágil, y que el jefe de desarrollo contrate a las personas adecuadas, oriente a los miembros que ya había en los equipos y garantice una buena cultura de desarrollo en todos los equipos. Ambos cargos, si trabajan juntos, reforzarán a los equipos ágiles con muchas habilidades.

A continuación
Git