Artefactos del scrum ágil

En qué consisten los artefactos del scrum ágil y cómo pueden ayudar durante el desarrollo del producto

Chandler Harris Chandler Harris
Buscar temas

Resumen: los artefactos del scrum ágil son información que un equipo de scrum y las partes interesadas utilizan para detallar el producto en desarrollo, las acciones para producirlo y las tareas realizadas durante el proyecto. Los principales artefactos del scrum ágil son el backlog del producto, el backlog de sprint y los incrementos.

A menudo, el término “artefacto” se asocia a ruinas arqueológicas y reliquias antiguas. Sin embargo, en el desarrollo de software, este término se refiere a la información clave necesaria durante el desarrollo de un producto.

La metodología ágil tiene sus propios resultados particulares que nacen de la experiencia del scrum en la planificación, el desarrollo, el seguimiento y la iteración de tareas para compilar software.

¿Qué son los artefactos del scrum ágil?

Los artefactos del scrum ágil son información que un equipo de scrum y las partes interesadas utilizan para detallar el producto en desarrollo, las acciones para producirlo y las tareas realizadas durante el proyecto. Estos artefactos ofrecen metadatos que dan una idea del rendimiento de un sprint. Son herramientas esenciales para todos los equipos de scrum, ya que posibilitan los atributos básicos de transparencia, inspección y adaptación.

Los artefactos se crean durante las actividades principales de un sprint de scrum:

  • Planificación del trabajo y futuros objetivos
  • Creación de tareas para lograr estos objetivos
  • Organización de las tareas en sprints en función de las dependencias y la prioridad
  • Realización de las tareas
  • Revisión y análisis de los resultados para compararlos con los objetivos
  • Repetición de estos pasos

Principales artefactos del scrum ágil

Artefactos de scrum

Los principales artefactos del scrum ágil son el backlog del producto, el backlog de sprint y los incrementos.

Backlog del producto

El backlog del producto es una lista de nuevas funciones, mejoras, correcciones de errores, tareas o requisitos de trabajo necesarios para crear un producto. Se obtiene a partir de fuentes como la atención al cliente, los análisis de la competencia, las demandas del mercado y los análisis empresariales en general.

El backlog del producto es un artefacto “vivo”, en el sentido de que se actualiza a medida que se dispone de nueva información. Se trata de un backlog compartido entre varios equipos que el propietario del producto mantiene y organiza entre los ciclos de sprints y conforme van surgiendo nuevas ideas. Contiene tareas que una vez estuvieron en un sprint activo, pero que dejaron de ser prioritarias y pasaron al backlog.

Backlog de sprint

El backlog de sprint es un conjunto de tareas del backlog del producto que se han impulsado para desarrollarse durante el siguiente incremento del producto. Los equipos de desarrollo crean los backlogs de sprints para planificar las entregas de cara a los futuros incrementos y detallar el trabajo necesario para concebir el incremento.

Para generar los backlogs de sprints, se selecciona una tarea del backlog del producto y se divide dicha tarea en elementos de sprint más pequeños y procesables. Pongamos a modo de ejemplo una tarea como “crear una página para el carrito de la compra”, que precisa de muchas subtareas de diseño y desarrollo. El backlog del producto contiene la tarea principal, mientras que las complementarias, como “crear una maqueta de diseño visual del carrito de la compra” o “programar las sesiones del carrito de la compra”, se encuentran en el backlog de sprint.

El backlog de sprint se actualiza durante la fase de planificación de sprints de scrum. Las tareas más pequeñas del sprint se asignan a los equipos correspondientes, como el de diseño y el de desarrollo. Si un equipo no tiene la capacidad necesaria para hacer frente a todas las tareas del sprint, las restantes se quedarán en espera en el backlog de sprint para un futuro sprint.

Incremento del producto

Un incremento del producto es la entrega al cliente que tiene lugar al completar las tareas del backlog del producto durante un sprint. También incluye los incrementos de todos los sprints anteriores. Siempre hay un incremento por cada sprint y tal incremento se decide durante la fase de planificación de scrum. Los incrementos se dan cuando el equipo opta por lanzar una publicación al cliente. Los incrementos del producto resultan sumamente útiles y complementan la CI y la CD en el seguimiento de versiones y, si es necesario, en su reversión.

A los equipos les va genial poder mantener todo su trabajo coordinado con los elementos del backlog. Por ejemplo, pueden crear una rama y compilarla para cada elemento del backlog. Los equipos que integran sus herramientas de CI/CD y control de versiones en su software de seguimiento de scrum pueden utilizar la información de esos instrumentos para conocer mejor el progreso del trabajo. Además, pueden estudiar qué elementos del backlog se implementan y publican para los clientes. Esto también permite al equipo analizar las confirmaciones a la inversa y, luego, vincularlas de nuevo a un incremento de scrum para consultar el historial y la planificación de ese código.

Artefactos ampliados

Además de los artefactos de scrum oficiales mencionados anteriormente, hay algunos artefactos ampliados o metaartefactos. Aunque no son oficiales según las directrices del scrum propiamente dichas, estos artefactos ampliados aportan un mayor valor e información adicional al ciclo de scrum.

Diagrama de evolución

Un gráfico de trabajo pendiente (o completado) del sprint no es un artefacto de scrum oficial, pero muchos equipos lo utilizan para comunicarse y realizar un seguimiento del progreso con respecto al objetivo durante el sprint. Los gráficos de trabajo pendiente muestran las tareas finalizadas a lo largo de un sprint. Estos gráficos resultan muy útiles para medir la velocidad de ejecución activa de un equipo con el fin de saber si se terminará según lo previsto o se deberán volver a establecer las prioridades de las tareas del sprint.

Durante la planificación de sprints, los equipos pueden consultar los gráficos de trabajo pendiente anteriores para hacerse una idea realista de la cantidad de tareas que pueden llevar a cabo en un próximo sprint. Los equipos pueden examinar los gráficos de trabajo pendiente en curso con el fin de identificar si van por el buen camino para completar el sprint satisfactoriamente. Durante la revisión de los sprints, los equipos pueden repasar dicho gráfico para ver dónde cumplieron o no las expectativas. Con el tiempo, estos gráficos ayudan a los equipos a ajustar mejor sus estimaciones en las fases de planificación de scrum.

Definición de "hecho"

Es importante que los equipos tengan una definición clara de lo que se considera finalizado. Esta definición puede ser otro tipo de artefacto, que debería documentarse y compartirse. Un ejemplo de definición de hecho para un equipo de desarrollo es cuando el código se trata con pruebas automatizadas que coinciden con una especificación y se implementa en un entorno de producción. A menudo, un equipo sin una definición clara de este tipo se verá en la revisión de los sprints preguntándose “¿esto está hecho?” al repasar las tareas de scrum abiertas.

La definición de hecho ayuda a marcar los límites de un incremento. Los incrementos deben entregarse en paquetes completos que puedan usarse y que se añadan a los incrementos anteriores. Esta definición también abarca el momento en que se terminan las tareas y pueden cerrarse para el seguimiento del trabajo pendiente.

Transparencia de los artefactos

Los artefactos de scrum son ayudas muy útiles que permiten a los equipos trabajar de forma más eficiente. Por lo tanto, es fundamental que todos los equipos tengan acceso a los artefactos y visibilidad de los mismos. Los propietarios del producto y los expertos en scrum tienen que revisar y tratar los artefactos con los equipos de desarrollo de manera habitual. Esto ayudará a los equipos a ser conscientes de las ineficiencias operativas y a dar con modos creativos de mejorar la velocidad.

Introducción a los artefactos del scrum ágil

Los artefactos del scrum ágil son muy valiosos, pero no dependencias estrictas de un flujo de trabajo de scrum ágil. Los equipos pueden utilizar la metodología ágil sin hacer esfuerzos adicionales para mantener estos subproductos, pero no disfrutarán de ninguna de las ventajas. La mejor manera de empezar a usar los artefactos de scrum pasa por usar un producto de gestión de tareas ágiles con artefactos de scrum ágil incorporados. Un buen gestor de seguimiento de tareas ágiles como Jira tiene funciones de artefactos integradas para que generar gráficos de trabajo pendiente, backlogs e incrementos sea coser y cantar.

A continuación
Scrum metrics