¿Nos conocemos?

Cuatro protocolos ágiles desmitificados

Dan Radigan Dan Radigan
Buscar temas

Las reuniones o "protocolos" son parte importante del desarrollo ágil. Sin embargo, son uno de muchos elementos importantes, y no se deberían llevar a cabo de forma aislada. (Resulta tentador añadir algunos protocolos a un proyecto en cascada y llamarlo "ágil", pero eso no llevaría a ninguna parte).

Echemos un vistazo a todos los protocolos ágiles para comprender cómo fortalecen al equipo e impulsan el desarrollo ágil.

Nota: Varios de estos protocolos proceden de las prácticas de scrum, que es un planteamiento iterativo con ciclos de una duración determinada para implementar la metodología ágil. Los conceptos que hay detrás de estos protocolos se pueden aplicar a otras formas de metodología ágil, como kanban o lean. “Sprint” es un término específico de scrum que designa un evento que suele ser de una duración fija, de un mes como máximo, para aportar homogeneidad. Otras metodologías ágiles emplean el término más genérico “iteración” para indicar un periodo de desarrollo con un tiempo asignado. La duración de los protocolos suele variar en función de lo que dure el sprint o la iteración.

Planificación de sprints

Asistentes: Equipo de desarrollo, experto en scrum y propietario del producto.

Cuándo: Al empezar un sprint.

Duración: normalmente, hasta dos horas por semana de iteración. Por ejemplo, un sprint de dos semanas se inicia con una reunión de planificación de cuatro horas.

Marco ágil: scrum. (Los equipos de kanban también planifican, por supuesto, pero no siguen un programa fijo de iteraciones con una planificación formal de sprints).

Objetivo: La planificación de sprints prepara a todo el equipo para que obtenga resultados satisfactorios durante el sprint. Al llegar a la reunión, el propietario del producto tendrá un backlog del producto por prioridades. Hablarán sobre cada elemento con el equipo de desarrollo, y el grupo estimará el esfuerzo que entrañe de forma colectiva. Entonces, el equipo de desarrollo realizará un pronóstico de sprints exponiendo cuánto trabajo del backlog del producto puede finalizar el equipo. Ese conjunto de trabajos se convierte en el backlog de sprint.

Consejo de experto:

Utiliza la reunión de planificación de sprints para concretar los detalles más rebuscados del trabajo que haya que hacer. Anima a los miembros del equipo para que esbocen las tareas de todas las historias y errores, así como las tareas que entran en el sprint. Fomenta el debate y llega a un consenso en lo que respecta al plan de acción. Una planificación eficaz aumenta considerablemente las probabilidades de que el equipo logre cumplir los compromisos del sprint.

Reunión rápida diaria

Asistentes: equipo de desarrollo, experto en scrum y propietario del producto.

Cuándo: Una vez al día, normalmente por la mañana.

Duración: 15 minutos como máximo. No reserves ninguna sala de conferencias ni celebres la reunión sentados. ¡Estar de pie hace que la reunión dure menos!

Marco ágil: scrum y kanban.

Objetivo: las reuniones rápidas están pensadas para informar a todo el mundo en poco tiempo de lo que sucede en el equipo. No se trata de reuniones de estado en detalle. El tono debe ser ligero y divertido, pero informativo. Pide a los miembros del equipo que respondan las preguntas siguientes:

  • ¿Qué terminé ayer?
  • ¿En qué voy a trabajar hoy?
  • ¿Estoy bloqueado con algo?

Informar del trabajo que se terminó el día anterior delante de los compañeros conlleva una responsabilidad. Nadie quiere ser la persona del equipo que siempre está haciendo lo mismo y no avanza.

Consejo de experto:

Algunos equipos utilizan temporizadores para que nadie se vaya por las ramas. Otros lanzan se pasan una pelota para mantener la atención. Muchos equipos distribuidos utilizan videoconferencias o chats de grupo para acortar distancias. Tu equipo es único. ¡Tus reuniones rápidas también deberían serlo!

Revisión de iteraciones

Asistentes:

Se necesita: Equipo de desarrollo, experto en scrum y propietario del producto.
Opcional: Partes interesadas del proyecto.

Cuándo: Al terminar un sprint o hito.

Duración: normalmente una hora por semana de iteración. Por ejemplo, una revisión de dos horas después de un sprint de dos semanas.

Marco ágil: scrum y kanban. Al igual que ocurre con la planificación, para los equipos de kanban la revisión debe ir en consonancia con los hitos del equipo en lugar de seguir una cadencia fija.

Objetivo: la revisión de iteraciones es el momento para exponer el trabajo del equipo. Pueden realizarse con un formato informal, tipo “viernes de demos”, o con una estructura más formal de reunión. Este es el momento para que el equipo celebre sus logros, muestre el trabajo terminado de la iteración y obtenga comentarios inmediatos de las partes interesadas en el proyecto. No olvides que el trabajo debe poder mostrarse al completo y satisfacer el nivel de calidad del equipo para que se pueda dar por terminado y listo para su exposición en la revisión.

Consejo de experto:

En Atlassian, abordamos las revisiones de sprints desde un planteamiento informal y les damos un toque de celebración. Nos reunimos en la mesa de un miembro del equipo para ver su demo de la función nueva. ¡A veces hasta aplaudimos!

Retrospectiva

Asistentes: Equipo de desarrollo, experto en scrum y propietario del producto.

Cuándo: Al acabar una iteración.

Duración: normalmente 45 minutos por semana de iteración. Por ejemplo, una retrospectiva de 90 minutos después de un sprint de dos semanas.

Marco ágil: scrum y kanban. Los equipos de scrum realizan retrospectivas de sprints siguiendo una cadencia fija. Los equipos de kanban también pueden sacar provecho de retrospectivas esporádicas.

Objetivo: La metodología ágil consiste en obtener feedback rápidamente para mejorar el producto y el espíritu del desarrollo. Gracias a las retrospectivas, el equipo entiende qué ha funcionado y qué no.

Las retrospectivas no son un momento para quejarse sin adoptar medidas. Aprovéchalas para averiguar lo que funciona para que el equipo pueda seguir concentrado en esas áreas. Asimismo, descubre qué es lo que no funciona y dedica un tiempo a encontrar soluciones creativas y desarrollar un plan de acción. La mejora continua es lo que sostiene e impulsa el desarrollo en un equipo ágil, y las retrospectivas constituyen una parte esencial.

Consejo de experto:

Aunque todo vaya bien en el equipo, sigue haciendo retrospectivas. Las retrospectivas ofrecen una orientación constante para que el equipo siga haciendo las cosas bien.

La agilidad de un equipo se genera con prácticas técnicas sólidas, un planteamiento táctico y estratégico del cambio y una buena colaboración del equipo. Los protocolos ágiles simplemente facilitan la comunicación en el equipo.

¿Todo listo para empezar? Aprende a utilizar sprints en Jira Software

A continuación
Backlogs