La velocidad en scrum: cómo medir y mejorar el rendimiento

Atlassian De Atlassian
Buscar temas

¿Quieres saber lo rápido que puede avanzar realmente tu equipo de scrum? En los proyectos de metodología ágil, la velocidad proporciona una visión incomparable de la capacidad de trabajo de tu equipo. Con esta guía, conocerás los secretos de la velocidad en el scrum, aprenderás a calcularla y sabrás cómo utilizar esta métrica tan eficaz para predecir el rendimiento futuro de tu equipo.

¿Qué es la velocidad en el scrum?

En scrum y otros marcos de gestión de proyectos de metodología ágil, la velocidad es una métrica ágil para estimar el trabajo que un equipo de scrum puede completar en un plazo determinado, normalmente un solo sprint.

Puedes expresar la velocidad en puntos de historia, una unidad de medida para dimensionar las historias de usuario o las tareas en términos de complejidad, riesgo e incertidumbre. Los puntos de historia son una forma más matizada de estimar el trabajo que los parámetros de tiempo, como las horas o los días.

Pongamos como ejemplo una historia de usuario para desarrollar la pantalla de inicio de sesión de una aplicación. El equipo podría asignar a esta tarea un valor de 3 puntos de historia por su complejidad y por el esfuerzo que requiere completarla. A la integración de una pasarela de pagos compleja se podría asignar un valor de 8, debido a su mayor complejidad y posibles riesgos.

Muchos factores influyen en el número de puntos de historia que cada miembro del equipo puede completar durante un sprint de dos semanas, como la experiencia de la persona, la complejidad de las tareas y la dinámica de trabajo del equipo. Los nuevos equipos de scrum suelen tener una media de 5 a 10 puntos de historia por persona en cada sprint de dos semanas.

La velocidad ayuda a pronosticar la mejora continua que un equipo puede lograr en futuros sprints, lo que ayuda a planificar y fijar metas realistas. Con esta métrica, los equipos pueden desarrollar un ritmo de trabajo estable, predecir los plazos de los proyectos y gestionar las expectativas de las partes interesadas.

Cómo calcular la velocidad en scrum

Habitualmente, la velocidad se calcula al final de cada sprint, sumando los puntos de historia u otras unidades de medida de todas las historias de usuario completas.

Este es el proceso paso a paso de cómo calcular la velocidad en scrum:

1. Planifica un sprint

Antes de que comience un sprint, esboza todas las historias de usuario del backlog del producto y asígnales puntos. Por ejemplo:

  • Asignar la autenticación de los usuarios: 5 puntos
  • Añadir la integración de la pasarela de pagos: 8 puntos
  • Implementar la función de búsqueda: 3 puntos
  • Desarrollar una página de perfil de usuario: 13 puntos
  • Implementar notificaciones por correo electrónico: 2 puntos
  • Optimizar las consultas a la base de datos: 21 puntos
  • Crear un panel de administración: 5 puntos

El equipo debe comprometerse a completar las historias de usuario en el próximo sprint en función de la velocidad media de los sprints anteriores y otros factores, como los días festivos o las dependencias externas. Por ejemplo, si la velocidad media es de 15 puntos sin días festivos ni dependencias externas, para el próximo sprint el equipo podría comprometerse con historias de usuario con un total de unos 15 puntos.

2. Haz una lista de las historias de usuario finalizadas

Crea una lista de todas las historias de usuario completadas al final de cada sprint. Deberían ser historias que hayan cumplido sus criterios de aceptación y que el experto en scrum y el propietario del producto hayan aprobado.

Si se ha hecho el 90 % de una historia de usuario, no se ha completado. El equipo debería pasarla al siguiente sprint y volver a evaluar los puntos en función de las tareas restantes.

3. Comprueba los puntos

El equipo ya debería haber asignado puntos de historia a cada historia de usuario completada. Si, por alguna razón, es necesario volver a evaluar los puntos de historia, este es el momento de hacerlo.

Por ejemplo, supongamos que el equipo ha completado tres historias de usuario en el sprint actual: asignar la autenticación de los usuarios, añadir la integración de la pasarela de pagos e implementar la función de búsqueda. Podrías asignar a esas tareas los siguientes puntos de historia:

  • Asignar la autenticación de los usuarios: 5 puntos
  • Añadir la integración de la pasarela de pagos: 8 puntos
  • Implementar la función de búsqueda: 3 puntos

4. Suma los puntos para calcular la velocidad

A continuación, tienes que sumar los puntos de historia de todas las historias de usuario completadas. La suma de los puntos de historia indica la velocidad del sprint.

En la situación anterior, el total sería de 5 puntos + 8 puntos + 3 puntos = 16 puntos. Por lo tanto, la velocidad de este sprint sería de 16 puntos.

5. Haz un promedio de velocidad

Puedes obtener una estimación más fiable para los futuros sprints calculando la velocidad media a lo largo del número de sprints que complete el equipo. Esta medida es especialmente útil para los equipos recién formados o aquellos que hayan cambiado de tamaño o estructura.

Por ejemplo, si las velocidades de los tres últimos sprints fueron de 14, 16 y 15, la velocidad media sería (14 + 16 + 15) / 3 = 15 puntos.

Factores que pueden afectar a la velocidad del scrum

Hay varios factores que pueden influir en las métricas y la velocidad del scrum. Conocerlos puede ayudar a planificar y mejorar continuamente el rendimiento del equipo.

Tamaño y nivel de habilidad del equipo

El número de personas de un equipo y sus niveles de habilidad respectivos pueden influir en el trabajo que el equipo puede realizar durante un sprint. Un equipo grande podría completar más puntos de historia en un sprint. Sin embargo, si hay más personas, esto puede provocar una gran sobrecarga de comunicación y problemas de coordinación.

Por el contrario, un equipo pequeño y altamente cualificado podría superar a un equipo grande y menos cualificado, al gestionar las tareas complejas de manera eficiente.

Estabilidad y experiencia del equipo

Cuando los miembros del equipo de scrum trabajen juntos durante varios sprints, es probable que solucionen muchos de los problemas que dificultan el trabajo a los nuevos equipos. Habrán establecido patrones de comunicación y sabrán qué se le da bien a cada uno.

Estos equipos han compartido experiencias en las que basarse cuando surgen problemas. Esta familiaridad puede mejorar significativamente la velocidad.

Complejidad de las historias de usuario

Un sprint lleno de historias complejas suele tener como resultado una velocidad baja. La cifra de velocidad será engañosa si la complejidad no refleja con precisión los puntos de historia asignados.

Para mantener una velocidad constante, algunos equipos buscan un equilibrio entre las tareas rápidas y fáciles y las más complejas en un sprint.

Dependencias y restricciones externas

Si tu equipo depende de otro para hacer actualizaciones de las bases de datos o las integraciones de las API y ese equipo va con retraso, eso puede reducir directamente la velocidad de tu equipo. Conocer estas dependencias y planificar cómo solventarlas mediante una comunicación eficaz entre los equipos puede mitigar los impactos negativos en la velocidad.

Del mismo modo, ten en cuenta factores como los días festivos o los eventos obligatorios de la empresa en la planificación de los sprints, ya que reducen el tiempo de trabajo disponible.

Uso de la velocidad en scrum

Una vez que conozcas la velocidad de tu equipo, se convertirá en una herramienta muy útil para varios aspectos de la planificación de los sprints y la gestión de proyectos, entre ellos:

Estimación de los sprints futuros

Conocer la velocidad media de tu equipo ayuda a eliminar conjeturas. Si tu equipo tiene una velocidad media de 50 puntos de historia en sus últimos tres sprints, tienes una línea base respaldada por datos para planificar el próximo sprint. Si tu próximo backlog de sprint tiene unos 50 puntos de historia, estás asumiendo un compromiso razonable.

Previsión de los plazos de los proyectos

Las partes interesadas se respaldan más en las estimaciones basadas en datos que en las conjeturas o en las ilusiones. Por ejemplo, si el backlog del proyecto tiene 200 puntos de historia y la velocidad media del equipo es de 50 puntos de historia por sprint, puedes pronosticar con confianza que el equipo necesitará unos cuatro sprints más para completar el proyecto.

Identificar el compromiso excesivo o insuficiente

Cuando la velocidad de un equipo cae repentinamente a 30 puntos de historia o se dispara a 70, hay que prestar atención. Una caída constante puede significar que el equipo se siente abrumado y una subida, que los miembros del equipo tienen pocos desafíos. Basándote en esto, puedes realizar ajustes en tiempo real, como reasignar tareas o reconsiderar los objetivos del sprint.

Seguimiento de las mejoras y progreso iterativo

Hacer un seguimiento de la velocidad a lo largo del tiempo te ayuda a saber si tu equipo es cada vez más eficiente o si hay incidencias continuas que necesitan atención. Si tu velocidad sube de 40 a 60 en varios sprints, es una señal de que las mejoras en los procesos están dando resultados.

Haz un seguimiento de la velocidad en Jira Software

Jira Software incluye un gráfico de velocidades que muestra las velocidades de tu equipo en el pasado, lo que facilita la planificación de los sprints. Es una herramienta integral para visualizar el trabajo que puede asumir tu equipo y te permite fijar objetivos más precisos para los sprints futuros.

Además, ofrece todas las demás funciones de métricas de metodología ágil, información valiosa, informes y gestión de proyectos que tu equipo necesita para llevar la planificación y el rendimiento al siguiente nivel.

La velocidad en scrum: preguntas frecuentes

¿La velocidad en scrum es lo mismo que la productividad?

No, la velocidad en scrum no es lo mismo que la productividad. La velocidad es una métrica que sirve principalmente para planificar y estimar el trabajo que un equipo podrá gestionar en futuros sprints.

La productividad suele ser una medida más amplia, que puede incluir factores como la calidad del trabajo, la eficiencia de los procesos y el valor para la empresa.

¿Cómo puede un equipo mejorar su velocidad?

Los equipos pueden mejorar la velocidad celebrando reuniones retrospectivas periódicas para analizar qué ha ido bien y qué no, y planificar mejoras para el siguiente sprint. Minimizar el cambio de contexto (reducir los cambios frecuentes entre diferentes tareas o proyectos) puede resultar en una velocidad mayor y más constante.

¿Cuáles son las limitaciones del uso de la velocidad en scrum?

Aunque la velocidad es una herramienta de planificación útil, tiene limitaciones y no debería ser la única métrica de rendimiento a la hora de evaluar a un equipo. Para obtener una visión más completa del rendimiento de un equipo, puedes hacer un seguimiento de otras métricas ágiles.

Una limitación importante es que la velocidad no mide la calidad del trabajo ni el valor empresarial entregado. Es una medida cuantitativa que no tiene en cuenta los aspectos cualitativos de la complejidad de las historias de usuario individuales.

La velocidad es específica de cada equipo, no es una medida para comparar el rendimiento de los distintos equipos. Cada grupo de un equipo puede trabajar de forma diferente, lo que tiene como resultado velocidades variables. Una velocidad general más baja no significa automáticamente que un equipo tenga menos éxito que otro.