¿Qué es un experto en scrum?

Descubre lo que es un experto en scrum y la forma en la que ayudan a los equipos a mantener el rumbo

Max Rehkopf Max Rehkopf
Browse topics

Actualizado el 11 de julio de 2018: este artículo se publicó en un principio el 5 de julio de 2018.

Agradecimiento especial a Sjoerd Nijand e Ian Buchanan.

“El experto en scrum es un sirviente-líder del equipo de scrum”, según la guía oficial de scrum. “[…] responsable de promover y fomentar la metodología scrum como se define en la guía de scrum. Los expertos en scrum hacen esto ayudando a todos a entender la teoría, las prácticas, las reglas y los valores de scrum”.

El experto en scrum moviendo la tarjeta en el tablero de scrum con su compañero

Hace poco hicimos una encuesta en Twitter en la que el 92 % de los encuestados dijeron que estaban poniendo en práctica algo personalizado, no scrum “según las reglas”, lo que nos hizo preguntarnos, ¿qué significa eso para los expertos en scrum, cuya función consiste en orientar y ayudar a su equipo a entender la metodología de scrum? ¿Dónde encajan en el mundo ágil que no sigue las normas y que se encuentra en constante evolución?

Estas son las preguntas que queríamos responder cuando nos adentráramos en las funciones y responsabilidades de los héroes no reconocidos de la metodología ágil: los expertos en scrum.

¿Qué es un experto en scrum?

Los expertos en scrum son los moderadores de la metodología scrum, el marco ágil y ligero con un enfoque en las iteraciones limitadas llamadas “sprints”. Como moderadores, los expertos en scrum actúan como orientadores del resto del equipo; “líderes sirvientes”. como dice la guía de scrum. Todo experto en scrum que se precie se compromete con los fundamentos y valores de la metodología scrum, pero siguen siendo flexibles y estando abiertos a las oportunidades para que el equipo mejore su flujo de trabajo.

El experto en scrum moviendo la tarjeta en el tablero de scrum con su compañero

Responsabilidades del experto en scrum

En el mundo ágil ideal, el equipo gestionaría su propio proceso y herramienta; sin embargo, hemos observado que muchos equipos que dan el salto a la metodología ágil suelen depender del experto en scrum como propietario del proceso. La responsabilidad y la autoridad tardan en difundirse por un equipo. En este contexto transformador, la función puede ser tan ligera como la programación de las ceremonias de scrum o tan involucrada como la de cualquier otro miembro del equipo de scrum. Aunque en la guía de scrum se indica la forma en la que el experto en scrum cumple otras funciones de scrum, no se trata de una lista exhaustiva de responsabilidades. De hecho, observamos que los expertos en scrum suelen realizar algunas o todas las siguientes funciones, pero no todas se definen en la metodología de scrum:

  1. Reuniones rápidas: facilitan las reuniones rápidas diarias (o el scrum diario) según sea necesario.
  2. Reuniones de planificación de la iteración o sprint: protegen al equipo de un exceso de compromiso y de una corrupción del alcance. Ayudan en la estimación y creación de subtareas.
  3. Revisiones de sprints: participan en la reunión y recopilan los comentarios.
  4. Retrospectivas: anotan las áreas de mejora y los elementos de acción para los futuros sprints.
  5. Administración de tableros: trabajan como administradores del tablero de scrum. Se aseguran de que las tarjetas estén actualizadas y que la herramienta de scrum, Jira software o cualquier otra, funcione bien.
  6. Reuniones individuales: se reúnen de manera individual con los miembros del equipo y las partes interesadas, según sea necesario. Resuelven los desacuerdos del equipo sobre el proceso y los estilos de trabajo. Aunque muchos profesionales de scrum son reacios a celebrar reuniones individuales, ya que creen que estas comunicaciones deben realizarse durante las reuniones rápidas, algunos equipos, en particular los nuevos, prefieren tener estas interacciones periódicas cara a cara con miembros específicos del equipo. El experto en scrum puede decidir que estas interacciones individuales son cruciales para el desarrollo del equipo y para conocerse mutuamente.
  7. Consultoría interna: los expertos en scrum deben estar preparados para consultar a los miembros del equipo y a las partes interesadas internas sobre la mejor manera de trabajar con el equipo de scrum.
  8. Generación de informes: análisis periódicos de los gráficos de trabajo pendiente y otras herramientas de planificación de carteras para entender qué se desarrolla y a qué cadencia.
  9. Impedimentos: el experto en scrum ayuda al equipo eliminando los impedimentos externos y gestionando los internos mediante mejoras en el proceso o el flujo de trabajo.
  10. Trabajo con mucha actividad: si el equipo de scrum no está contento, es problema del experto en scrum. Tal vez eso implique arreglar ordenadores rotos, mover escritorios o incluso ajustar el termostato. Los expertos en scrum deben sentirse cómodos haciendo cualquier cosa para ayudar al equipo y no deben escabullirse para tomarse un café o algún tentempié si eso es lo que el equipo realmente necesita.
Dos compañeros conectando el cable de alimentación de la marca Jira

¿Necesito un experto en scrum?

Cualquier instructor de scrum enseñará que un equipo de scrum debe disponer de un experto en scrum. Sin él, estás aplicando una metodología que solo se acerca al verdadero scrum, a menudo llamada “semiscrum”.

Cuando se empieza con el scrum, puede ser de gran ayuda contar con alguien que ocupe la función que haya visto antes cómo funciona la metodología scrum; mejor aún, que haya visto muchos ejemplos de su funcionamiento. Por esta razón, los expertos en scrum se suelen contratar como consultores, en lugar de como empleados a tiempo completo.

No obstante, cada equipo de scrum es distinto. Muchos equipos experimentados se encargan de las responsabilidades que se han enumerado antes como una unidad, y se enorgullecen y disfrutan de una gestión compartida del proceso. La función del experto en scrum rota por los miembros del equipo, es decir, son ellos los que se encargan de indicar cuándo se llevan a cabo las reuniones rápidas y las retrospectivas cuando les toque.

Además, para algunos equipos, lo correcto es que la misma persona desempeñe la función todos los días.

Por desgracia, el desconocimiento de la función del experto en scrum suele llevar a los gestores actuales a asumir que es su función. Para entender mejor el motivo por el que esto puede suponer un problema, comparemos la función de experto en scrum con otras funciones que no sean de scrum y que ya tengas en la organización, y la razón por la que es importante que dicha función la desempeñe otra persona.

Comparación del experto en scrum y del gestor de productos

Tal y como defendemos en el resumen de gestión de productos ágil, cuanto más implicado esté un gestor de productos con el equipo de desarrollo, mejor. Esa participación debe ser similar a la de un propietario del producto que defiende las necesidades del cliente, el motivo por el que se ha desarrollado el producto. Cuando la participación se pierde en la asignación de tareas, la forma en la que el equipo debe desarrollarlo, hay un problema. Incluso con las mejores intenciones, este tipo de mentalidad de uso tiende a ocultar las dificultades: defectos, transferencias e incógnitas. Intercalar el alcance y el proceso tiende a bloquear el alcance, la planificación y la calidad; es una fórmula abocada al fracaso.

Por este motivo el experto en scrum y el propietario del producto cubren dos necesidades distintas en un equipo de scrum, que a menudo se combinan con la gestión de software tradicional. Además, resulta tentador en equipos pequeños evitar la percepción de la sobrecarga de otra función; sin embargo, cuando surgen obstáculos o se producen cambios, se requiere una división clara entre la gestión de procesos y la dirección del producto.

Comparación del experto en scrum y del gestor de proyectos

La contraparte no técnica (o no ágil) del experto en scrum es el gestor del proyecto. Ambas funciones se centran en la forma de llevar a cabo la labor y resolver los problemas del flujo de trabajo a través del proceso y la simplificación. Entonces, ¿los necesitas a ambos? Seguramente no.

Tanto un gestor de proyectos tradicional como un experto en scrum son responsables de ayudar a sus equipos a realizar el trabajo, pero sus enfoques son muy distintos. El gestor de proyectos establece y hace un seguimiento de los plazos e hitos, informa sobre el progreso y coordina la comunicación del equipo; sin embargo, lo lleva a cabo desde una posición de control, en una función de gestión más tradicional.

El experto en scrum ayuda al equipo a mejorar y racionalizar los procesos mediante los cuales logran sus objetivos. Lo ideal es que lo hiciera como miembro del equipo o colaborador, no como alguien que tiene el control. Los mejores equipos de scrum se autoorganizan y, por lo tanto, no reaccionan bien a la gestión descendente.

Estas son solo algunas de las posibles configuraciones de la gestión del equipo de scrum. Algunas organizaciones cumplen con todas estas funciones, otras tienen una o ninguna.

Los expertos en Scrum y las organizaciones más grandes

Hay una consideración que se eleva por encima del resto cuando se piensa en contratar a un experto en scrum: solo si la organización está implicada con la metodología scrum e invierte en el proceso. Todas las funciones anteriores pueden gestionar un equipo de desarrollo de muchas maneras, pero un experto en scrum solo puede ser eficaz con una participación total en la metodología scrum. Fin de la historia.

Gracias a un experto en scrum que ayude a todos los equipos a gestionar los procesos, toda la organización podrá obtener grandes ganancias. Además de proporcionar valor a los clientes de forma regular (el principal objetivo de la metodología scrum), los compañeros de equipo y los gestores podrán centrarse en lo que mejor saben hacer: los gestores de productos, en la estrategia; los desarrolladores, en escribir el mejor código y Kyle de ventas, en hacer sonar esa maldita campana. ¿Cómo suena todo eso? Suena como un scrum muy funcional, música para nuestros oídos.

A continuación
Retrospectives