Retrospectivas de metodología ágil

Se lleva a cabo una retrospectiva cada vez que tu equipo reflexiona sobre hechos pasados para mejorar lo que hagan en el futuro. Entre equipos técnicos y no técnicos, puedes hacer una retrospectiva de casi todo. Ahora mismo, estamos organizando una retrospectiva pública sobre el desarrollo de software de metodología ágil. Ayuda a definir el futuro de esta metodología añadiendo algunas de tus ideas a nuestro tablero. 

Únete a la conversación con el hashtag #RetroOnAgile

Haz tus reflexiones sobre el desarrollo de software tuiteando con la etiqueta #RetroOnAgile. Dinos un aspecto que te guste con la etiqueta #ILike, otro que desees mejorar con #IWish y otro que te gustaría que se aplicara en el futuro con la etiqueta #WhatIf. Inspírate en las cientos de respuestas que verás a continuación. Tu comentario aparecerá aquí dentro de 24 horas.

Consejo de experto: ^^^ Sustituye la pregunta con tu respuesta y deja las etiquetas. ;-)

Nuestro tablero #RetroOnAgile

¿Por qué se debería hacer una retrospectiva?

En 2001, en un santiamén, nació la retrospectiva de la metodología ágil. En el más reciente de los doce principios del desarrollo ágil se lee lo siguiente: 

"A intervalos regulares, el equipo deberá reflexionar sobre el comportamiento para ser más eficaces y, después, equilibrarlo y ajustarlo en consecuencia".

En el manifiesto de la metodología ágil se deja claro: para disfrutar de los valores ágiles, los equipos deben reunirse con regularidad para hacer comprobaciones y ajustes. La mayoría de las veces, los equipos de desarrollo aplican este principio organizando reuniones de retrospectiva periódicas, pero, aunque nos vamos a centrar en dicha reunión en la mayor parte de esta página, no es la única manera de realizar retrospectivas. 

En los últimos tiempos, el concepto de retrospectivas se ha abierto camino fuera de los equipos de desarrollo y en todas las facetas de los negocios y el trabajo en equipo.

Conozco equipos de marketing que hacen retrospectivas sobre las campañas, equipos de gestión que las llevan a cabo sobre las grandes presentaciones y, por encima de todo esto, Atlassian está organizando una retrospectiva de toda su industria. Esta apertura a las retrospectivas, y su proliferación en todas las facetas del negocio, es algo que puede entusiasmar muchísimo.

La razón para ello es que es donde el juego decisivo de la metodología ágil se pone en marcha. Así que muchos de los conceptos centrales del manifiesto de dicha metodología se refuerzan en las reuniones de retrospectiva. Ten en cuenta los siguientes valores: 

  • Participantes e interacciones sobre procesos e instrumentos
  • Respuesta al cambio siguiendo un plan

A primera vista, de esto va una retrospectiva: trabajar con gente real para hacer cambios y mejoras. Pocas cosas refuerzan mejor los principios de la metodología ágil. Ahora que ya sabes por qué las retrospectivas son tan importantes, sigue leyendo y aprende a organizar una reunión por tu cuenta. 

No olvides que estamos realizando retrospectivas para mejorar, así que, si te gusta la metodología ágil, participa en la conversación con la etiqueta #RetroOnAgile y ayuda a definir el futuro del desarrollo de software.  

Suscribirse

Mantente al tanto de la conversación sobre #RetroOnAgile y otras tendencias de la metodología ágil.

Thanks for signing up!

La reunión de retrospectiva

Las retrospectivas constituyen una oportunidad excelente para que el equipo ágil se evalúe a sí mismo y trace un plan para abordar las áreas de mejora de cara al futuro. La retrospectiva incorpora el ideal de la mejora continua y protege contra las trampas de la complacencia al salir del ciclo de trabajo para reflexionar sobre el pasado:

El propósito de la reunión retrospectiva es el siguiente:

  • Evaluar cómo fue el sprint, la iteración o elemento de trabajo más reciente, concretamente en torno a los procesos, las herramientas y la dinámica del equipo
  • Estructurar, apilar y clasificar los elementos que salieron bien y los que no
  • Crear e implementar un plan para mejorar la forma en que el equipo trabaja

La retrospectiva proporciona un lugar seguro para centrarse en la introspección y la adaptación. Con el fin de que las retrospectivas tengan éxito, debe haber una atmósfera de apoyo que anime (pero no obligue) a todos los miembros del equipo a contribuir.

Tu equipo debe salir de la retrospectiva con una sensación positiva y energizante. Ayuda a los miembros a compartir opiniones importantes, a acabar con la frustración y a trabajar juntos para encontrar soluciones. Los moderadores también pueden sacar provecho de la retrospectiva, por ejemplo, podrán saber cómo trabaja el equipo en conjunto y qué retos (y logros) experimentaron en el sprint más reciente. De una retrospectiva correcta se obtiene una lista de mejoras a partir de la cual los miembros del equipo asumen sus responsabilidades y trabajan en el siguiente sprint.

Cómo realizar la primera retrospectiva

Aunque pueda resultar beneficioso variar el formato de la retrospectiva (hablaremos sobre esto después), aspectos determinados como la duración, los asistentes y el formato general deben ser lo más coherentes posible.

¿Cuándo?

En el caso de los equipos ágiles que trabajan en el sprint tradicional de dos semanas, la retrospectiva debe tener lugar al final de cada sprint. Si hablamos de los equipos que presentan un estilo de trabajo más kanban, una retrospectiva mensual o trimestral puede tener más sentido. Una vez que se hayan puesto en marcha iniciativas importantes, también sería positivo involucrar a los miembros de la dirección general; hay que tener cuidado de no centrarse en lo que se ha lanzado, sino más bien en la manera en la que lo produce el equipo que ha trabajado en conjunto.

Programa la reunión para que dure de treinta minutos a una hora, en función de lo que llevara el sprint y de lo que se tenga que cubrir.

¿Quién?

Todos los miembros del equipo deben asistir a la retrospectiva, que contará con un moderador que dirigirá el debate. La función de moderador la puede ocupar el experto en scrum o el propietario del producto, o puede rotar por todo el equipo. Podrás invitar a diseñadores, profesionales del marketing o a cualquier otra persona que haya contribuido al sprint o a la iteración actual.

¿Qué?

Existen varias maneras de mezclar la retrospectiva (de las que hablaremos más adelante), pero a continuación presentamos una plantilla básica para las reuniones de retrospectiva:

  1. Elabora una breve lista de aspectos que funcionaron bien y que se podrían mejorar. Esta lista se puede elaborar en una pizarra, en una página de Atlassian Confluence o tal vez incluso en notas rápidas que se puedan pegar en la pared. No importa de dónde salga la idea inicial, asegúrate de ponerla a buen recaudo justo después de la reunión para que se pueda consultar en el futuro.
  2. Establece prioridades en esta lista según la importancia como equipo. Puede que descubras temas comunes que se puedan agrupar.
  3. Debate sobre formas y tácticas para mejorar los dos primeros puntos de la lista de "posibilidad de mejora". Concéntrate en los resultados, no en las acciones ni en las personas, o en el pasado.
  4. Crea un plan de acción. Al final de la sesión, al equipo se le deberían haber ocurrido unas pocas ideas factibles con propietarios claros y plazos para abordar las áreas de mejora. 
  5. No falles a la hora de poner en marcha el punto n.º 4. No hay nada más frustrante que bloquearse en el mismo punto en todas las retrospectivas. Evita estancarte (y frustrarte) asegurándote de que todo el mundo se vaya con los siguientes pasos claros. Todas las medidas identificadas en la retrospectiva deben tener un propietario definido que las siga hasta que se finalicen.

En la variedad está el gusto

El hecho de estandarizar la retrospectiva es buena idea para generar coherencia y confianza entre los miembros del equipo con el paso del tiempo; sin embargo, existen algunos "ajustes" que los moderadores pueden aplicar y que podrían ayudar a descubrir nuevas ideas, fomentar la participación de nuevos miembros del equipo o simplemente mantener el interés.

Invita a un moderador externo Por lo general, el experto en scrum o el responsable del proyecto son los que se encargan de dirigir las retrospectivas, pero tal vez quieras considerar la posibilidad invitar a otra persona para que modere la próxima. Puede que la dinámica cambie de manera positiva al contar con alguien que no se la esté jugando para dirigir el debate. Además, esta estrategia permite que alguien de la organización observe la forma en la que trabajan otros equipos ágiles y pueda recoger algunas de las prácticas recomendadas para su propio equipo.

Varía las indicaciones de la lista. La retrospectiva sirve para que, al final del día, se descubra lo que funciona y lo que no; pero llegar a esos xxxx puede resultar xxxx. Ten en cuenta estas indicaciones:

  • Empezar / Dejar / Continuar: lo que el equipo debe empezar a hacer, dejar de hacer y continuar haciendo. Céntrate en las formas de suspender los elementos de la columna "Dejar".
  • Más/Menos: lo que el equipo debe hacer más y menos. Traza un plan sobre cómo abordar los puntos más importantes de la lista de "Hacer menos".
  • Alegre / Triste / Enfadado: lo que hizo que el equipo se alegrara, se entristeciera y se enfadara. Lo adivinaste, céntrate en las listas de sentimientos negativos y en cómo mejorar para que solo haya elementos en la columna positiva la próxima vez.

Involucra a la dirección. Tras haber puesto en marcha un proyecto importante, programa una hora con un miembro del equipo de liderazgo y céntrate en la forma en que el equipo trabajó en conjunto (no en los detalles de cómo fue la iniciativa).

Existen muchas maneras de mejorar, así que no dudes en buscar nuevos trucos propios. Si estás intentando tanto involucrar a un equipo distribuido como mejorar un proceso de retrospectiva que se ha estancado, la clave radica en mantener a tu equipo implicado y conseguir que los resultados sean procesables.

Únete a la conversación

Ahora que sabes lo básico de cómo llevar a cabo una retrospectiva, nos encantaría que nos hablaras de las retrospectivas de tu equipo. Comienza el tuit con “#ILike”, “#IWish” o “#WhatIf” y podrás ver tus comentarios en nuestro tablero virtual de arriba. Únete a la conversación →

A continuación
Distributed scrum