¿Qué es SAFe?

Obtén más información sobre SAFe y sus principios, y descubre cómo se diferencia de otros marcos ágiles.

Jessica Piikkila Jessica Piikkila
Buscar temas

Scaled Agile Framework® (SAFe®) es un conjunto de patrones de organización y flujo de trabajo que sirve para implementar prácticas ágiles a escala empresarial. El marco constituye un cúmulo de conocimientos que incluye instrucciones estructuradas sobre las funciones y responsabilidades, la forma de planificar y gestionar el trabajo, y los valores que hay que defender.

SAFe promueve la coherencia, la colaboración y la gestión a través de un gran número de equipos ágiles. Se formó alrededor de tres cuerpos de conocimientos principales: el desarrollo de software ágil, el desarrollo de productos lean y el pensamiento sistémico.

A medida que las empresas crecen en tamaño, SAFe proporciona una estrategia estructurada para escalar de forma ágil. Existen cuatro configuraciones en SAFe para adaptarse a varios niveles de escalado: Essential SAFe, Large Solution SAFe, Portfolio SAFe y Full SAFe. 

Dean Leffingwell y Drew Jemilo publicaron SAFe en 2011 para ayudar a las organizaciones a diseñar sistemas y software superiores que satisfagan mejor las necesidades cambiantes de los clientes. En ese momento, los equipos utilizaban procesos tradicionales de gestión de proyectos para lanzar el software. Sin embargo, a medida que aumentó la necesidad de responder con rapidez a las condiciones cambiantes del mercado, surgieron marcos nuevos para ayudar a las organizaciones a mejorar la entrega de soluciones en todas sus empresas: así nació SAFe. Hoy en día, SAFe es uno de los marcos de entrega ágil a escala más populares, y la comunidad mundial de profesionales de SAFe sigue desarrollándolo.

Principios y valores fundamentales

Valores básicos

Los valores básicos de SAFe describen la cultura que la dirección debe fomentar y la manera en la que las personas deben comportarse en dicha cultura para utilizar el marco de forma eficaz.

Orientación

SAFe requiere que las empresas pongan en marcha cadencias de planificación y reflexión en todos los niveles de la organización. Una vez que se hayan instaurado, todo el mundo sabrá cuál es el estado actual de la empresa, cuáles son los objetivos y cómo deben ir todos a una para alcanzarlos. Al sincronizar las personas y las actividades de forma periódica, todos los niveles de la cartera se mantendrán en armonía. La información fluirá tanto hacia arriba como hacia abajo según sea oportuno; a diferencia de lo que ocurre en las estructuras tradicionales de mando y control, en las que la información fluye en un solo sentido (de arriba hacia abajo).

Calidad incorporada

En el marco de SAFe, la agilidad nunca debe conseguirse a costa de la calidad. SAFe requiere que los equipos de todos los niveles definan lo que significa “finalizado/a” en todas las tareas o proyectos, y que incorporen prácticas de desarrollo de calidad en todos los acuerdos de trabajo. Según SAFe, hay cinco dimensiones clave de la calidad incorporada: flujo, calidad de arquitectura y diseño, calidad del código, calidad del sistema y calidad de la publicación.

Transparencia

SAFe fomenta un comportamiento que genera confianza e incluye la planificación del trabajo en lotes más pequeños para que los problemas puedan aparecer antes, una visibilidad en tiempo real del progreso de los backlogs en todos los niveles, y los rituales de inspección y adaptación.

Ejecución del programa

La ejecución del programa es el núcleo de SAFe y acciona todo lo demás en el marco. Los equipos y los programas deben ser capaces de ofrecer calidad, un software que funcione y valor empresarial de forma regular.

Liderazgo

SAFe requiere un comportamiento de liderazgo ágil de metodología lean porque solo los responsables pueden cambiar el sistema y crear el ambiente necesario para incorporar todos los valores centrales.

Principios de SAFe

El objetivo de los principios de Scaled Agile Framework es mejorar la empresa en su conjunto inspirando la toma de decisiones ágiles y lean a través de los límites funcionales y organizativos. Los principios pretenden influir en las decisiones no solo de los responsables y gestores, sino de todos los miembros de la organización y condicionar su mentalidad para pasar del pensamiento tradicional secuencial al pensamiento ágil y lean, en el que se aplican prácticas como la gestión de carteras lean.

Principio n.º 1: adoptar un punto de vista económico

Según las teorías sobre el desarrollo de productos que proceden de los libros más vendidos de Donald Reinertsen, para lograr el plazo de entrega sostenible más corto se requiere que todas las personas que forman parte de la cadena de toma de decisiones conozcan las consecuencias económicas de los retrasos. La entrega temprana y frecuente no siempre es suficiente. Según SAFe, secuenciar los trabajos para obtener el máximo beneficio, conocer las compensaciones económicas y trabajar dentro de presupuestos ajustados son responsabilidades que se deben compartir en toda la organización. Muchos de los conceptos y herramientas se extraen de las teorías de Reinertsen sobre el flujo de desarrollo de productos.

Principio n.º 2: aplicar el pensamiento sistémico

SAFe alienta a las personas que utilizan el marco a aplicar el pensamiento sistémico a tres áreas clave: la solución en sí misma, la empresa que desarrolla el sistema y los flujos de valor. Las soluciones pueden referirse a los productos, los servicios o los sistemas que se entregan al cliente, ya sean internos o externos a la empresa.

Las grandes soluciones presentan muchos componentes interconectados, por lo que los miembros del equipo deben tener una perspectiva de mayor nivel sobre cómo su parte encaja en el panorama general. Cuando se piensa en la empresa que desarrolla el sistema, las personas que aplican SAFe deben tener en cuenta el personal, la gestión y los procesos de la organización. Por lo tanto, si una organización está buscando optimizar la forma en que las personas trabajan, puede que tenga que eliminar los silos, hacerse multifuncional y formar acuerdos de trabajo nuevos con proveedores y clientes. Por último, la empresa debe definir con claridad la forma en la que fluye el valor desde el concepto hasta el efectivo en los flujos de valor de desarrollo de soluciones. Los responsables y la dirección deben maximizar el flujo del valor a través de los límites funcionales y organizativos.

Principio n.º 3: asumir la variabilidad; preservar las opciones

De forma predeterminada, el diseño de sistemas y software es un ejercicio incierto. Este principio se aborda introduciendo el concepto de diseño basado en conjuntos, que exige mantener varios requisitos y opciones de diseño durante un período más largo del ciclo de desarrollo. El diseño basado en conjuntos también se basa en datos empíricos para estrechar más el enfoque de la opción de diseño final en el proceso. 

Ayuda a la toma de decisiones informada en tiempos de incertidumbre, identificando las opciones y los resultados previstos, de forma muy parecida a una apuesta estratégica. El concepto de integrar “hitos de aprendizaje”, que se refieren a un plazo para la decisión, resulta fundamental para el diseño basado en conjuntos. Cuanto más aprendan los equipos con el tiempo, más opciones podrán eliminar. Cuantas más opciones eliminen, más fácil será identificar el mejor camino que se debe seguir y producir el mejor resultado posible para los clientes.

Principio n.º 4: desarrollar de forma incremental con ciclos de aprendizaje rápidos e integrados

De manera similar al principio n.º 3, en este se abordan el riesgo y la incertidumbre a través de hitos de aprendizaje. No basta con que cada componente del sistema demuestre ser funcional, sino que se debe considerar el sistema en su conjunto para evaluar la viabilidad de las opciones de diseño actuales. Los puntos de integración se deben planificar en una cadencia regular para acelerar los ciclos de aprendizaje. Dichos puntos de integración constituyen un ejemplo del ciclo de planificación, realización, comprobación y ajuste de Walter A. Shewhart, un marco para la mejora continua de la calidad y un mecanismo para controlar la variabilidad del desarrollo. La obra de Shewart y el trabajo que inspiró se suelen encontrar en SAFe.

Principio n.º 5: basar los hitos en la evaluación objetiva de los sistemas de trabajo

La demostración de un sistema de trabajo real proporciona una mejor base para la toma de decisiones que un documento de requisitos o alguna otra evaluación superficial del éxito. La inclusión de las partes interesadas en esas decisiones de viabilidad desde el principio fomenta la generación de confianza y el pensamiento sistémico.

Principio n.º 6: visualizar y limitar el trabajo en curso (WIP), reducir el tamaño de los lotes y gestionar la longitud de las colas

El hecho de limitar el trabajo en curso ayuda a las partes interesadas a ver exactamente cómo se está desarrollando.

Los tres elementos de este principio representan las principales formas de maximizar el rendimiento y acelerar la entrega de valor o, en otras palabras, implementar el “flujo”. Como se suele decir, después del uno, el dos. 

Si lo aplicamos al desarrollo de software, significa limitar la cantidad de trabajo superpuesto, la complejidad de los elementos de trabajo y la cantidad total de trabajo que se aborda en un momento determinado.  El tamaño reducido de los lotes permite validar de manera constante que el trabajo va en la dirección correcta y que las longitudes de las colas se gestionan de la forma adecuada. 

Este principio busca ofrecer instrucciones sobre cómo optimizarlo para obtener los mejores resultados.

Principio n.º 7: aplicar la cadencia, sincronizarla con la planificación intersectorial

Los equipos ágiles aplican la cadencia con naturalidad a través de sprints o iteraciones. El hecho de crear una cadencia para todos los asuntos posibles reduce la complejidad, aborda la incertidumbre, desarrolla la memoria motriz, refuerza la calidad e inculca la colaboración. Si se sincronizan estas cadencias, se permitirá a las personas y a las actividades moverse como engranajes en la rueda, donde la información que se ha recogido fundamentará las decisiones y la planificación incremental.

Principio n.º 8: desatar la motivación intrínseca de los trabajadores del conocimiento

Este principio, inspirado en el influyente consultor de gestión Peter Drucker y el autor Daniel Pink, es uno de nuestros favoritos. Se trata de liberar el potencial de los equipos y ayudar a los responsables a tomar la perspectiva de orientar y servir a los equipos sobre una mentalidad de mando y control.

Principio n.º 9: descentralizar la toma de decisiones

La reducción de la longitud de las colas y la adopción de un enfoque económico mediante la descentralización de la toma de decisiones proporciona a los equipos la autonomía que necesitan para realizar su trabajo. Los responsables deben conservar su autoridad para tomar decisiones sobre temas de importancia estratégica y permitir que los equipos tomen decisiones fundamentadas sobre todo lo demás.

¿Cómo funciona SAFe?

Las organizaciones que están preparadas para implementar SAFe suelen tener un patrocinio a nivel ejecutivo, un fuerte propósito de cambio y una base en scrum.

Scaled Agile, Inc. proporciona una hoja de ruta de implementación de SAFe que contiene pasos detallados sobre cómo empezar y configurar la organización para su adopción generalizada en todas las carteras. Estos son los 12 pasos para implementar SAFe:

  1. Alcanzar el punto de inflexión
  2. Formar a los agentes del cambio de metodología ágil y lean
  3. Capacitar a los ejecutivos, gestores y responsables
  4. Crear un centro de excelencia de la metodología ágil y lean
  5. Identificar los flujos de valor y los ART (series de publicaciones ágiles)
  6. Crear el plan de implementación
  7. Prepararse para el lanzamiento del ART
  8. Orientar a los equipos y lanzar el ART
  9. Preparar la ejecución del ART
  10. Lanzar más ART y flujos de valor
  11. Ampliar a la cartera
  12. Mantener y mejorar

¿Cómo se compara SAFe con otros marcos ágiles escalados?

Aunque la adopción de Scaled Agile Framework® (SAFe®) está ampliamente extendida entre empresas con grandes equipos de desarrollo de software, otros marcos ágiles escalados han ganado adeptos con el tiempo. Todos los marcos para escalar de forma ágil comparten cinco componentes principales: inspiración en los 12 principios del manifiesto ágil, cadencia, sincronización, scrum y prácticas de desarrollo de calidad. El conocimiento de los orígenes de otros marcos, las diferencias fundamentales y las condiciones para su aplicación correcta pueden ayudar a las organizaciones a elegir el que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Quieres más información sobre algunos de los principales marcos ágiles escalados? Echa un vistazo a la página de resumen Metodología ágil a escala en el Orientador ágil.

Comparación de SAFe y Scrum@Scale

En Scrum@Scale (S@S), todos forman parte de un equipo de scrum intercambiable. En función de sus objetivos, las redes de equipos de scrum se unen para crear un ecosistema. El propósito de S@S es crear una red de equipos de scrum a través de una arquitectura sin escalado, lo que significa que las funciones y eventos básicos de scrum se escalan de manera lineal, sin introducir nuevas dinámicas de proceso. Por ejemplo, puede que un scrum de scrum (SoS) no sea suficiente para un producto muy complejo con 25 equipos de scrum, por lo que puede que haga falta un scrum de scrum de scrums (SoSoS) con un experto en scrum de scrum de scrums (SoSM).

Aunque, por lo general, S@S es menos preceptivo, ofrece una pregunta guía para ayudar a las organizaciones a determinar si están listas para escalar: si se añade más gente al sistema, ¿el rendimiento aumenta de forma exponencial o la productividad se ve afectada?

Al igual que SAFe, S@S ofrece contenido de referencia en línea, en el que se incluye una extensa guía de Scrum@Scale que se está haciendo muy famosa.

Casos en los que la aplicación de S@S tiene más éxito

  • Los recursos tecnológicos están orientados a los objetos (es decir, las historias de usuarios verticales se pueden entregar en dos semanas).
  • Los equipos de funciones de una organización tienen habilidades en forma de T, valores centrados en el producto y un mínimo de burocracia.
  • No se requiere una herramienta ágil ni de gestión del ciclo de vida ágil (ALM) hasta que las prácticas sean habituales.
  • El equipo directivo está dispuesto a practicar el scrum y a eliminar los impedimentos para la organización.

Comparación de SAFe y scrum a gran escala (LeSS)

El scrum a gran escala (LeSS) presenta un enfoque minimalista de las funciones, la estructura y los artefactos. Mientras SAFe ofrece cuatro configuraciones para adaptarse a equipos de cada vez mayor tamaño y con soluciones cada vez más complejas, LeSS proporciona dos: LeSS (de dos a ocho equipos) y LeSS Huge (para más de ocho equipos). LeSS también difiere en su postura de que los propietarios de los productos deben disponer de autoridad total sobre el contenido e influencia estratégica; SAFe, por su parte, fomenta un enfoque más democrático. Además, mientras que en SAFe son muchos factores los que orientan la estrategia, LeSS hace hincapié en una táctica centrada en el cliente y enfocada en los clientes de pago. 

De forma similar a S@S, LeSS escala a partir de los eventos, los artefactos y las funciones de scrum. Asimismo, tanto SAFe como LeSS enfatizan el pensamiento sistémico, el pensamiento lean y principios de guía parecidos. LeSS, sin embargo, se centra en reducir los residuos en toda la organización, con el objetivo de conseguir una mejora continua.

Casos en los que la aplicación de LeSS tiene más éxito

  • Los equipos de scrum tienen dominado el scrum.
  • La dirección está dispuesta a reestructurar y experimentar continuamente para conseguir el bien común.
  • Hay coherencia en la definición del producto.
  • Hay coherencia en la definición de "finalizado".
  • Los orientadores externos están trabajando con grupos organizativos, de equipos y de técnicos.
  • Hay equipos de funciones y equipos de componentes con habilidades en forma de T.
  • La organización está dispuesta a deshacerse por completo del paradigma de gestión de proyectos.

Comparación de SAFe y DA

A diferencia del resto de los marcos descritos, Disciplined Agile (DA) es un conjunto de herramientas que permite a las organizaciones decidir qué forma de trabajo tiene más sentido para adaptarse a ellos. Ofrece un control ágil y ligero que tiene sus raíces en scrum y kanban, junto con conocimientos de transformación en áreas como recursos humanos y finanzas, control, DevOps, gestión de carteras, etc. DA implica el empleo situacional de diferentes niveles de escalado para cada proyecto y hace hincapié en la comunicación para la toma de decisiones con el fin de ayudar a orientar la dirección estratégica.

Casos en los que la aplicación de DA tiene más éxito

  • Las organizaciones quieren definir sus propias vías ágiles escaladas.
  • Las organizaciones quieren seguir siendo flexibles en toda la empresa.
  • Las organizaciones quieren preservar las opciones de procesos o marcos.

Comparación de SAFe y Spotify

El "modelo" de Spotify es un conjunto de prácticas autónomas impulsadas por las personas que pueden aplicarse para coordinar equipos ágiles. Nunca se pretendió que fuera un modelo o un marco, pero algunas empresas lo han adoptado como tal. Spotify hace hincapié en los equipos autoorganizados, interfuncionales y de ubicación conjunta denominados "escuadrones" (el equivalente a un equipo de scrum). En comparación, SAFe no tiene tal estipulación sobre la ubicación conjunta de equipos, pero para la planificación de PI se recomienda.

Los escuadrones se organizan en unidades más grandes llamadas "tribus". Hay pocas dependencias entre escuadrones, pero, cuando se producen, se gestionan a través del scrum de scrums. El intercambio de conocimientos se realiza a través de "capítulos" y "gremios", grupos informales organizados en función de las habilidades e intereses.

En comparación con otros ejemplos, en los que hay disponibles cursos, certificaciones y recursos en línea, los recursos del modelo de Spotify se limitan a un blog de acceso público y otras piezas complementarias que desarrollan sus pioneros y fans. El modelo es cada vez más conocido, por lo que es probable que veamos más sobre él en el futuro. 

Casos en los que la aplicación de Spotify tiene más éxito

  • Se aplican las ideas en tu propio contexto empresarial.
  • La cultura de la organización se centra en el aprendizaje, en permitir los errores y en aceptar riesgos controlados.
  • Los equipos y productos están asociados, pero con libertad y mucha coherencia, para evitar conflictos de dependencia.

SAFe 5.0

Un principio central de SAFe es que continúa evolucionando en colaboración con su comunidad de profesionales en todo el mundo. Hace poco, Scaled Agile, Inc. lanzó la versión 5.0 de SAFe. Entre los cambios clave se incluía la adición de un décimo principio, “Organizarse en torno al valor”, y el cambio del paso 12 de “Mantener y mejorar” a “Acelerar”. Pero va mucho más allá. ¿Tienes curiosidad? Echa un vistazo a nuestro blog What’s new and what’s changed in SAFe 5.0 (Novedades y cambios en SAFe 5.0).

Conclusión

Los marcos como SAFe y los que se han mencionado con anterioridad proporcionan una opción viable para ayudar a las empresas a escalar de manera eficaz y ágil en sus organizaciones, y lograr los resultados empresariales. No obstante, igual de importantes son las herramientas que se eligen para ayudar a ampliar las prácticas actuales y obtener todas las ventajas de estas. Y aquí es donde entra Jira Align de Atlassian, una plataforma de planificación ágil empresarial que se ha desarrollado para SAFe. Gracias a Jira Align, podrás mejorar la visibilidad, el ajuste estratégico y la adaptabilidad de la empresa para acelerar la transformación digital.

A continuación
Spotify model