Close

Cómo desarrollar un equipo interdisciplinar

Las formas más adecuadas de acabar con las unidades aisladas y de colaborar para obtener resultados

Personajes de equipos distintos

¿Qué es un equipo interdisciplinar? Un equipo interdisciplinar es un grupo de personas con conocimientos teóricos y prácticos muy diversos que se aúnan para lograr un objetivo en común. Suele incluir a empleados a todos los niveles de una organización.

Cuando piensas en equipos interdisciplinares, ¿cuál de estas situaciones es la que más se ajusta a tu primera reacción?

  1. ¡Son como los Vengadores! Todo el mundo aporta sus superpoderes para lograr una proeza.
  2. ¡Qué escalofrío! Te asaltan recuerdos de esos proyectos grupales que tanto odiabas en el colegio: malentendidos, discrepancias, procrastinación, aquel chaval al que se le olvidaba todo…

Lo cierto es que los equipos interdisciplinares pueden acabar de ambas formas. Cuando funcionan bien, aceleran la innovación y mejoran las habilidades y la satisfacción laboral de los miembros.

¿Pero qué sucede cuando no es así? No hay nada peor que perder un montón de tiempo y energía sin obtener resultados (a menos que tu objetivo sea que aumenten el estrés y las hostilidades).

Entonces, ¿cómo puedes contribuir a que cualquier equipo interdisciplinar del que formes parte (o que incluso lideres) sea más funcional? Aquí te ofrecemos la guía completa para lograr ese objetivo.

¿Qué es un equipo interdisciplinar?

Solemos concebir los equipos como grupos de personas con trabajos semejantes: el equipo de marketing, el departamento de TI, la división de ventas, etc. Sin embargo, un equipo interdisciplinar reúne a personas con tipos de conocimientos o experiencia distintos o procedentes de diversos departamentos de tu organización.

Un equipo interdisciplinar puede contar con miembros de diferentes niveles de antigüedad. También podría tener un poder de toma de decisiones especial. Por ejemplo, el equipo presenta su plan para un proyecto directamente al director ejecutivo, en lugar de ejecutarlo a través del proceso de aprobación habitual.

Los equipos interdisciplinares están muy de moda hoy en día, pero no son nada nuevo. Se han venido utilizando con éxito en todo tipo de sectores: desde el de los seguros hasta el de la fabricación de automóviles y el tecnológico.

Los distintos tipos de equipos interdisciplinares

Los equipos interdisciplinares trabajan de formas distintas en diversos tipos de organizaciones. Las startups y las pequeñas empresas suelen ser interdisciplinares simplemente por la naturaleza de su tamaño. No son lo suficientemente grandes como para tener equipos especializados, por lo que los empleados con distintas áreas de experiencia colaboran de forma automática en la mayoría de los proyectos o decisiones.

Lo que realmente genera innovación es reunir a personas con conocimientos y experiencias diversos.

Las empresas de mayor tamaño pueden crear un equipo interdisciplinar como grupo de trabajo para abordar un proyecto u objetivo específicos. En otras palabras, pueden seguir contando con departamentos independientes y especializados. Ahora bien, fuera de esa estructura, los empleados de distintos departamentos se reúnen en un equipo interdisciplinar con un fin en concreto.

En otras empresas grandes, los equipos interdisciplinares son la estructura principal.

¿Por qué crear un equipo interdisciplinar?

Los equipos interdisciplinares solventan los desafíos a los que se enfrenta el entorno empresarial actual. Las cosas cambian con mucha rapidez en el mundo real, y hay que innovar constantemente solo para sobrevivir.

Tendemos a dar por sentado que la innovación la crean "genios solitarios", pero existen estudios que están desmontando ese estereotipo y que nos muestran que lo que de verdad genera innovación es reunir a personas con conocimientos y experiencias diversos. Ya nadie tiene todas las respuestas, pero la colaboración inteligente es la chispa que hace que salgan a la luz.

Además, los equipos interdisciplinares tienen mucho sentido desde el punto de vista empresarial por otros motivos, ya que pueden ayudar a las empresas a avanzar de forma más rápida y eficiente, e incluso darle a un nuevo proyecto una "realización de prueba" antes de contratar para ello a un nuevo equipo a jornada completa.

Es más probable que un equipo interdisciplinar desafíe el statu quo y encuentre formas más adecuadas de hacer las cosas.

También pueden luchar contra el "pensamiento de rebaño". Cuando todos los presentes piensan de forma parecida o tienen unos antecedentes semejantes, es fácil que se pasen por alto problemas o que se mantengan antiguas ideas preconcebidas sin cuestionarlas. Es más probable que un equipo interdisciplinar desafíe el statu quo y encuentre formas más adecuadas de hacer las cosas.

Por último, estos equipos pueden ayudar a desarrollar, involucrar y retener a los miembros del equipo, ya que generan un sentimiento de cohesión y colaboración. Los empleados se sienten más conectados con la organización en su conjunto, en vez de solo con su propio departamento. Además, estos equipos también pueden exponer a los empleados a nuevas áreas de conocimiento y darles la oportunidad de mejorar competencias como el desarrollo de relaciones y la resolución de problemas. Cuando los empleados aprenden y crecen, es mucho más probable que se queden.

¿A qué desafíos se enfrentan los equipos interdisciplinares?

Dicho todo lo anterior, quizá te sorprenda saber que aproximadamente el 75 % de los equipos interdisciplinares son disfuncionales. ¿Qué les pasa a estos equipos?

A veces, a un equipo interdisciplinar se le encarga una misión difusa o mal definida. Al equipo podrían no dársele (o podría fracasar en su intento de decidir rápidamente) parámetros clave como, por ejemplo, de cuánto tiempo dispone para alcanzar su objetivo y cuánto dinero pueden gastar. Sin un objetivo claro ni forma de conseguirlo, un equipo se queda atascado dando vueltas en círculos.

Otro importante motivo por el que los equipos interdisciplinares pierden el norte es que sus miembros tienen prioridades u obligaciones que entran en conflicto. En tales casos, se centran en mirar por sus propios intereses o los de su departamento, y descuidan el objetivo del equipo.

Pero ese no es el único problema de personal que puede hacer descarrilar a los equipos interdisciplinares. Cuando un equipo incluye a miembros con niveles distintos, las dinámicas de poder pueden volverse espinosas.

Y luego está el simple hecho de que los equipos interdisciplinares suponen un trabajo extra para los miembros que también forman parte de un equipo departamental, lo cual genera estrés, presión y frustración, sobre todo si en el equipo hay quienes no dan la talla.

Ahora bien, aunque un equipo esté trabajando de forma eficiente y profesional, puede acabar siendo ineficaz si carece de la autoridad para tomar medidas y se queda colgado a la espera de las aprobaciones o decisiones de los líderes de la organización.

Los equipos interdisciplinares productivos empiezan por la claridad

Ahora vamos a empezar a averiguar cómo hacer que tu equipo interdisciplinar sea uno de los innovadores, y que no se quede empantanado en un mar de confusión y conflictos.

Lo primero que necesita tu equipo es una elevada dosis de claridad. ¿Cuáles son los objetivos concretos de este equipo? Todo el mundo debe estar en sintonía acerca de los criterios de éxito. Está claro que eso es importante para cualquier equipo, pero resulta aún más vital para los equipos interdisciplinares, ya que sus miembros suelen trabajar a partir de unos puntos de vista y una serie de supuestos distintos, por lo que podrían no compartir el idioma común que sí comparte un equipo departamental.

Los miembros del equipo deben sentirse seguros para expresar sus opiniones, aunque no estén de acuerdo.

Aparte del objetivo principal, debes establecer los hitos sobre la marcha. Dado que es probable que los miembros de tu equipo no se vean ni se comuniquen todos los días, esto les transmite una idea más clara de lo que está pasando y lo que sucede a continuación.

Llegados a este punto, nos gustaría romper una lanza a favor del marco de trabajo de establecimiento de objetivos conocido como "OKR", por las siglas en inglés de "objetivos y resultados clave" (objectives and key results). En Atlassian, hemos descubierto que usar los objetivos y resultados clave aumenta la sintonía, la flexibilidad, la asunción de responsabilidades y la concentración. Si quieres probar este marco de trabajo para establecer objetivos para tu equipo interdisciplinar, consulta nuestra guía completa sobre los objetivos y resultados clave.

Hablar de las limitaciones prácticas a las que se enfrenta tu equipo no es tan motivador como el establecimiento de objetivos, pero es igual de necesario. Tu eficiencia aumentará cuando todo el mundo sepa cuáles son tu presupuesto y tus plazos.

Estas conversaciones deberían darse al empezar un nuevo equipo interdisciplinar. Dicho esto, nunca es demasiado tarde para tenerlas y, de este modo, enderezar el rumbo de un equipo existente.

¿Quién debería formar parte de tu equipo interdisciplinar?

Cuando conoces los objetivos de tu equipo, puedes averiguar quién debería formar parte de él. Estos son unos cuantos criterios que debes tener en cuenta:

  • ¿Qué clase de conocimientos teóricos y prácticos necesitas? ¿Quiénes son las personas de tu organización que podrían proporcionártelos?
  • Aparte de sus competencias específicas, los miembros del equipo también deberían tener las cualidades personales que les convertirán en colaboradores valiosos. ¿Tienen experiencia previa en colaboraciones interdisciplinares? ¿Pueden trabajar de forma independiente y adoptar recomendaciones o decisiones?
  • No te olvides de los aspectos prácticos más jerárquicos. Si tu equipo se centra en lanzar un proyecto o en tomar una decisión, ¿quiénes son las partes interesadas? Todos los grupos de partes interesadas deben tener representación en tu equipo.

La elección de un líder

No hace falta que tu equipo interdisciplinar tenga un líder, pero funcionará mucho mejor si lo tiene. Entonces, ¿quién debería ser esa persona?

El líder de un equipo interdisciplinar debe ser capaz de guiar los debates, de delegar y de exigir responsabilidades al resto de los miembros. Debe ser capaz de hacer esto aunque en la jerarquía corporativa esté por debajo de parte de los miembros del equipo. En otras palabras, ¿puede conseguir que la gente haga cosas aunque carezca de la autoridad formal para decirles qué deben hacer? ¿Puede ejercer influencia y persuasión para guiar a los demás?

Establecimiento de las reglas básicas para un equipo interdisciplinar

Cuando hay un líder, una de las primeras cosas que esta persona debe hacer es colaborar con el resto del equipo para establecer unas reglas básicas sobre la forma de trabajar. Igual que sucedía antes, esto resulta realmente útil en el momento en el que se está creando el equipo, pero nunca es demasiado tarde para hacerlo en un equipo existente.

En primer lugar, debes dejar muy claro lo que se espera de todos. Todos y cada uno de los miembros del equipo deben poner de su parte para que nadie se acabe saturando.

Aparte de tener expectativas claras sobre las contribuciones, tu equipo también necesita percibir con claridad cómo se espera que se comporten todos. Los miembros del equipo deben sentirse seguros para expresar sus opiniones, aunque no estén de acuerdo. La idea básica de los equipos interdisciplinares consiste en reunir a una diversidad de personas para encontrar soluciones más adecuadas, pero no podréis alcanzar esas soluciones a menos que podáis explorar vuestras diferencias de forma eficaz.

Por último, todo el mundo debe tener claro cómo tomará tu equipo las decisiones. ¿Participan todos en todo? ¿Cuándo puede el líder del equipo actuar de forma unilateral?

Otro de los pasos fundamentales para desarrollar un equipo interdisciplinar de éxito consiste en elegir las herramientas de comunicación adecuadas. Es probable que no os veáis todos los días, por lo que vais a usar mucho estas herramientas. Es más, si hay miembros en lugares distintos, vuestras herramientas de comunicación constituirán el principal medio de colaboración. Aquí hay que pensar de forma creativa. Por ejemplo, en lugar de enviar muchos correos electrónicos, a tu equipo podría venirle bien usar un blog común.

Aparte de los canales de comunicación, podrías necesitar otras herramientas y recursos. Plantéate preguntas como las siguientes:

  • ¿Tienen todos los miembros del equipo el hardware y el software que necesitan para colaborar?
  • ¿Necesitáis un espacio físico o virtual para almacenar los recursos y materiales de trabajo? ¿Pueden acceder todos los miembros del equipo a este espacio?
  • Si tu equipo hace reuniones presenciales, ¿dónde tendrán lugar?

Reuniones para equipos interdisciplinares

Hablando de las reuniones, estas pueden hacer que los equipos interdisciplinares sean un sonoro éxito o un estrepitoso fracaso. Cuando estáis todos juntos, tenéis muchísimo de qué hablar y muy poco tiempo. ¿Cómo podéis hacer que cada momento cuente?

Las mismas directrices que hacen que las reuniones de equipo periódicas sean más productivas y causen menos hastío también se aplican a los equipos interdisciplinares. Resulta especialmente importante tener un orden del día claro antes de cada reunión y asegurarse de que todos puedan acceder a él.

También es vital asegurarse de que se lleven a cabo todos los elementos de acción que debatáis durante las reuniones. ¿Cómo harás para cerciorarte que todo el mundo se ponga de acuerdo sobre lo que debe hacer cada cual? ¿Cómo gestionarás la monitorización y el seguimiento?

Haz que tu equipo interdisciplinar avance conforme a lo previsto

Tanto si estás contribuyendo a desarrollar un nuevo equipo interdisciplinar como a perfeccionar uno ya existente, esperamos que, cuando acabes de leer este artículo, se te quede una sensación renovada de claridad e ímpetu. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para mantener vivo ese sentimiento:

  • Supervisa periódicamente el progreso del equipo. Aquí es donde entra en juego el hecho de tener los objetivos bien definidos de los que hemos hablado antes. ¿Estáis cumpliendo los hitos que os fijasteis? Prueba a usar el monitor de estado del equipo para llegar al meollo del asunto.
  • Mantente adaptable. Si no estáis alcanzando ningún hito, ¿qué deberías cambiar en vuestra forma de proceder? Quizá también tengas que responder a otros cambios en los planes. Por ejemplo, el director ejecutivo podría cambiarte el plazo o una serie de despidos imprevistos podrían afectar a algunos de los miembros de tu equipo.
  • Recuerda que no tienes por qué pasar por esto en soledad. Confluence dispone de recursos que te ayudarán a gestionar los desafíos que plantean los equipos interdisciplinares, desde el establecimiento de objetivos hasta las reuniones y la toma de decisiones.
Puede que también te interese

Plantilla de registro de decisiones

Deja constancia de las decisiones importantes sobre el proyecto y comunícalas

Utiliza esto
Logotipo de Confluence

Confluence es un espacio de trabajo del equipo donde puedes documentar las notas de la reunión o colaborar en planes de proyecto

A continuación
Project management