Close

Monitores de estado


El Monitor de estado brinda al equipo la oportunidad de analizarse con honestidad. Evaluarás a tu equipo en función de los ocho atributos propios de los equipos que funcionan bien. Al final de la sesión de Monitor de estado, identificarás los puntos fuertes que aprovechar y las áreas de mejora.

Cualquiera puede dirigir una sesión de Monitor de estado, así que no esperes a que un directivo dé la orden.

Descubre por qué los monitores de estado ayudan a tu equipo. Mostrar

Como equipo de liderazgo, tú eres un factor multiplicador. Para muchas personas eres fuente de inspiración y orientación. Tu trabajo es visionario y estratégico en lugar de táctico y operativo. Tu equipo de liderazgo podría estar formado por ejecutivos sénior encargados de aumentar la participación de los clientes en un 30 % para este año. O podría constar de una selección de líderes júnior de toda la empresa cuyos equipos van a comercializar tu producto en un nuevo país.

Con los años, hemos observado ocho atributos comunes en todos los equipos de liderazgo que funcionan bien. Este Monitor de estado le da a tu equipo la oportunidad de analizar todos y cada uno de ellos para, por así decirlo, comprobar vuestras constantes vitales. Con esta información, puedes poner en práctica estrategias diferentes para cambiar vuestra forma de trabajar, de modo que podáis reforzar vuestros puntos débiles y hacer un seguimiento de vuestro progreso con controles rápidos.

Aunque el Monitor de estado del equipo de liderazgo es más eficaz cuando se efectúa al principio de una iniciativa, puedes realizarlo en cualquier momento. Para las iniciativas a más largo plazo, recomendamos llevar a cabo la estrategia Monitor de estado de liderazgo al completo cada tres meses, con controles rápidos cada dos semanas.

Reúne a todos los miembros de tu equipo de liderazgo. Recuerda que ellos son los responsables de dirigir el trabajo diario de esta iniciativa, no quienes lo llevan a cabo.

Equipo realizando un Monitor de estado

Descubre cómo funciona en menos de 60 segundos

¿Es tu primera vez con el Monitor de estado?
Deja que te echemos una mano

Te guiaremos paso a paso por un Monitor de estado, registraremos los resultados y te recomendaremos los siguientes pasos que debe dar tu equipo.

Imagen de colaboración

Consejos para moderar la sesión de monitor de estado

Establecimiento del contexto Mostrar

La finalidad del Monitor de estado es evaluar lo compenetrado que está tu equipo a la hora de trabajar. Aquí, la sinceridad absoluta es la clave. Pero no todo es malo: también pondrás de relieve aspectos positivos y darás algunas palmaditas en la espalda.

Evaluarás vuestro estado estrictamente dentro del contexto del proyecto en el que estáis trabajando. No hay respuestas correctas o incorrectas y todas las opiniones son igual de importantes.

Durante la sesión de monitor del estado Mostrar

Si tu equipo incluye a ocho o más personas, puede que quieras dividirlo en grupos secundarios para trabajar en las puntuaciones iniciales de cada atributo. Después, volved a juntaros y poned en común las puntuaciones del equipo al completo.

Si no estabas familiarizado con el Monitor de estado, te vendrá bien mostrar los nombres y las descripciones de los ocho atributos en una pantalla para que los miembros del equipo los vean con facilidad.

Tu noción de rojo, amarillo y verde debe ser única para todo tu equipo. Usa tu intuición y no te preocupes por establecer un criterio estandarizado para cada color, ya que eso solo hará que se preste menos atención al debate.

Asegúrate de que todo el mundo pueda opinar y contribuir a las puntuaciones del grupo de forma individual antes de pasar al debate con el equipo completo.

Si los miembros de tu equipo tienden a conformarse o a dar por buenas cosas que no lo son, asigna el rojo como puntuación predeterminada para todos los atributos y haz que los grupos justifiquen su avance hacia la valoración verde.

Resiste la tentación de resolver los problemas y céntrate solo en las observaciones.

Pasos siguientes Mostrar

Establece una cadencia regular para los controles del Monitor de estado. ¿Se están transformando en verdes los rojos y amarillos? ¿Ha pasado a rojo alguno de los verdes? Los controles regulares ayudan a mantener alta la motivación y detectan las áreas con problemas antes de que resulten destructivas.

Algunos equipos incorporan controles a una rutina de equipo ya existente, como una reunión de equipo semanal. Otros sustituyen rutinas periódicas, como retrospectivas de sprints o reuniones rápidas, por un control. Pero puedes programar los controles por separado si es necesario.

Para el control, saca tu tabla del Monitor de estado. Pídele a todo el equipo que evalúe su rendimiento en cada atributo mediante las mismas puntuaciones en rojo, amarillo o verde.

Presta especial atención a los atributos en los que elegisteis centraros durante la sesión completa de Monitor de estado. Cuando uno de ellos cambie a verde, elige un nuevo objetivo y busca estrategias que puedan ayudaros. Recuerda: las estrategias son modos diferentes de afrontar el trabajo diario, lo que significa que puedes ponerlas en práctica incluso aunque no tengas dificultades. ¡La prevención es útil para nuestro equipo igual que lo es para nuestro cuerpo!