Close

Historia de DevOps

Cómo se unieron los equipos de desarrollo y operaciones para resolver las disfunciones del sector.

Ian Buchanan

Ingeniero principal de soluciones


A pesar del auge de la metodología ágil, los equipos de desarrollo y operaciones han permanecido aislados durante años. DevOps es el siguiente nivel de las herramientas y prácticas de colaboración para publicar mejor software con mayor rapidez.

Un trabajo conjunto de los equipos de desarrollo y TI

El movimiento DevOps empezó a fraguarse entre el 2007 y el 2008, cuando las comunidades de operaciones de TI y desarrollo de software se pronunciaron sobre lo que consideraban una disfunción gravísima del sector.

Se alzaron contra el modelo tradicional de desarrollo de software, que exigía que los que escribían el código se mantuvieran al margen, en términos de organización y operación, de los que implementaban y mantenían dicho código.

Los desarrolladores y los profesionales de TI o de operaciones tenían objetivos distintos (y, a menudo, contrapuestos), direcciones de departamento independientes, indicadores clave del rendimiento diferentes por los que se les evaluaba y, con frecuencia, trabajaban en plantas separadas o, incluso, en edificios separados. El resultado eran equipos aislados que únicamente se preocupaban por su ámbito de trabajo, largas jornadas de trabajo, publicaciones chapuceras y clientes insatisfechos. Entonces se dijeron que tenía que haber una forma mejor de hacerlo. Así pues, iniciaron conversaciones conjuntas con personas como Patrick Dubois, Gene Kim y John Willis al frente.

Lo que empezó en foros de internet y reuniones locales es ahora uno de los aspectos principales del ámbito del software actual, y seguramente lo que te ha traído hasta aquí. Tú y tu equipo estáis sufriendo el dolor causado por equipos encasillados y líneas de comunicación rotas dentro de la empresa.

Material relacionado

Crear una cultura de DevOps

Material relacionado

Descubre las ventajas de DevOps

Estás utilizando metodologías ágiles en la planificación y el desarrollo, pero te sigue costando sacar ese código sin montar un drama. Seguro que has oído hablar del modelo DevOps y el efecto aparentemente mágico que puede causar en los equipos: casi todos los equipos de DevOps (el 99 %) se mostraron seguros del éxito del código que estaban produciendo en una encuesta de 500 profesionales de DevOps llevada a cabo por Atlassian¹.

Sin embargo, DevOps no es mágico, y los cambios no se dan de la noche a la mañana. Lo bueno es que no hay que esperar a que la alta dirección lance una iniciativa a gran escala. Teniendo en cuenta el valor de DevOps e implantando pequeños cambios de forma gradual, tu equipo se puede embarcar en el viaje hacia DevOps inmediatamente.


Más allá de la metodología ágil

DevOps afecta a todas las fases del ciclo de vida del desarrollo y las operaciones, puesto que reúne las habilidades, los procesos y las herramientas de todas las facetas de una organización de ingeniería y TI, desde la planificación y la compilación hasta la supervisión y la iteración.

La metodología ágil ayuda a los equipos a planificar y producir dividiendo el trabajo en tareas e hitos manejables. Se basa en sprints, backlogs, epics e historias para asignar trabajo a miembros cualificados del equipo, ajustar los plazos cuando sea necesario y ofrecer productos y servicios de calidad a los clientes. Obtén más información sobre la metodología ágil.

Integración y entrega continuas: la integración y la entrega continuas son la piedra angular de las prácticas de DevOps que se basan en la automatización de la fusión y la implementación del código. Los métodos de desarrollo tradicionales requieren que los ingenieros actualicen manualmente los cambios en el código base y que se hagan comprobaciones manuales adicionales para garantizar que el código está listo para su envío a producción. Las implementaciones se programan con un retraso de semanas o meses para eliminar la probabilidad de que se produzcan errores o incidentes. Las prácticas de DevOps eliminan estos retrasos mediante la automatización de las funciones de fusión, prueba e implementación. Los equipos de alto rendimiento utilizan el método CI/CD para que la frecuencia de las implementaciones pase de algunos meses a varias veces al día. Obtén más información sobre CI/CD.

Los flujos de trabajo y repositorios de Git permiten la automatización y el control de versiones, que son aspectos clave de las prácticas de DevOps. El hecho de que Git esté distribuido permite realizar operaciones como commit, blame, diff, merge y log más rápido. Git también admite ramas, fusiones y reescribir el historial del repositorio, lo que permite potentes flujos de trabajo. Obtén más información sobre Git.

La gestión de servicios de TI es el proceso que siguen los equipos de TI para gestionar la prestación integral de servicios de TI a los clientes. Esto incluye todos los procesos y actividades necesarios para diseñar, crear, entregar los servicios de TI y ofrecerles soporte. El concepto central de ITSM es la creencia de que la TI debe proporcionarse como un servicio, lo que va más allá del soporte básico de TI. Los equipos de ITSM supervisan todo tipo de tecnología en el lugar de trabajo, que va desde portátiles hasta servidores y aplicaciones de software cruciales para el negocio. Obtén más información sobre ITSM.

La gestión de incidentes es el proceso mediante el cual los equipos responden a un evento no planificado o a una interrupción del servicio a fin de recuperar el estado operativo. En el modelo "tú lo creas, tú lo gestionas", los desarrolladores colaboran con el equipo de operaciones para reducir la probabilidad de que se produzca un incidente y el tiempo medio de recuperación en el caso de que ocurra. Obtén más información sobre la gestión de incidentes.


El estado de DevOps

Las organizaciones y los equipos siguen adoptando prácticas y herramientas de DevOps. Según una encuesta realizada a 500 profesionales de DevOps, Atlassian descubrió que el 50 % de las organizaciones afirman haber practicado DevOps durante más de tres años.

Lamentablemente, a pesar de estar de acuerdo sobre la definición de DevOps y las ventajas de implementar sus prácticas, las organizaciones y los equipos siguen teniendo dificultades para sacarle el máximo partido. Los equipos deben centrarse en la iteración, la mejora y el feedback continuos para implementar mejor y más rápido y satisfacer las necesidades de los clientes.

Ian Buchanan
Ian Buchanan

Ian Buchanan is a Principal Solutions Engineer for DevOps at Atlassian where he focuses on the emerging DevOps community and the application of Jira, Bitbucket, and Bamboo for better continuous integration and continuous delivery. While Ian Buchanan has broad and deep experience with both Java and .NET, he is best known as a champion of lean and agile practices in large enterprises.

During his career, he has successfully managed enterprise software development tools in all phases of their lifecycle, from cradle to grave. He has driven organization-wide process improvement with results of greater productivity, higher quality, and improved customer satisfaction. He has built multi-national agile teams that value self-direction and self-organization. When not speaking or coding, you are likely to find Ian indulging his passions in parsers, meta-programming, and domain-specific languages.


Compartir este artículo
Siguiente tema

Lecturas recomendadas

Consulta estos recursos para conocer los tipos de equipos de DevOps o para estar al tanto de las novedades sobre DevOps en Atlassian.

Ilustración de Devops

La comunidad de DevOps

Ilustración de Devops

Taller de simulación

Ilustración de un mapa

Pruébalo gratis

Suscríbete para recibir el boletín de DevOps

Thank you for signing up