Close

Canalización de DevOps

Una canalización de DevOps es un conjunto de herramientas y procesos automatizados con el que desarrolladores y profesionales de operaciones pueden colaborar en la compilación e implementación de código en un entorno de producción.

Fotografía de primer plano de Krishna Sai
Tom Hall

Defensor y profesional de DevOps


DevOps es un movimiento revolucionario, ya que transforma de forma radical la estructura organizativa en grupos separados que aislaba el desarrollo y las operaciones. El resultado es un cambio cultural en el que los desarrolladores y los profesionales de operaciones trabajan juntos, adoptan la automatización, agilizan la implementación y ganan flexibilidad.

La estructura de DevOps resultante tiene claras ventajas: los equipos que adoptan prácticas de DevOps pueden mejorar y optimizar su canalización de implementación, lo que reduce la frecuencia de los incidentes y su impacto. La práctica de DevOps del "tú lo creas, tú lo gestionas" se está convirtiendo rápidamente en la norma. Y no faltan motivos: prácticamente todos los encuestados (99 %) de la Encuesta sobre tendencias de DevOps de 2020 dijeron que DevOps ha repercutido positivamente en su organización; además, casi la mitad acortó el tiempo de salida al mercado y mejoró la frecuencia de implementación.

Pero en DevOps, hay un trecho del dicho al hecho. Se necesitan a las personas, los procesos y las herramientas adecuados para que la implementación de DevOps salga bien.

¿Qué es la canalización de DevOps?


Una canalización de DevOps es un conjunto de herramientas y procesos automatizados con el que desarrolladores y profesionales de operaciones pueden colaborar en la compilación e implementación de código en un entorno de producción. Aunque las canalizaciones de DevOps pueden variar según la organización, suelen incluir automatización de compilación/integración continua, pruebas de automatización, validación e informes. También pueden incluir una o varias puertas manuales que requieren intervención humana para que el código avance.

La continuidad es una característica diferenciada de una canalización de DevOps. Incluye integración continua, entrega/implementación continuas (CI/CD), feedback continuo y operaciones continuas. En lugar de pruebas puntuales o implementaciones programadas, cada función se realiza de forma continua.

Icono de anillos entrelazados
Material relacionado

Pruébalo gratis

Icono de herramientas
Material relacionado

Más información sobre las herramientas de DevOps

Consideraciones para crear una canalización de DevOps


Dado que no existe una única canalización de DevOps estándar, su diseño e implementación en una organización dependerá de su pila tecnológica, del nivel de experiencia del ingeniero de DevOps o del presupuesto, entre otras cosas. Un ingeniero de DevOps debe tener un amplio conocimiento tanto del desarrollo como de las operaciones, lo que incluye programación, gestión de infraestructuras, administración de sistemas y cadenas de herramientas de DevOps.

Además, cada organización tiene una pila tecnológica diferente que puede influir en el proceso. Por ejemplo, si tu código base es node.js, habrá que tener en cuenta si usas un registro npm de proxy local, si descargas el código fuente y ejecutas "npm install" en cada etapa de la canalización, o si lo haces una vez y generas un artefacto que se mueve a través de la canalización. O bien, si una aplicación se basa en contenedores, debes decidir si utilizar un registro de contenedores local o remoto, compilar el contenedor una vez y moverlo por la canalización, o compilarlo de nuevo en cada etapa.

Canalización de DevOps: confirmación, compilación, pruebas unitarias, fusión con el tronco, pruebas de integración, entorno de ensayo, pruebas de regresión e implementación. La canalización se detiene si una prueba falla en cualquier etapa y se da feedback al desarrollador.

Aunque cada canalización es única, la mayoría de las organizaciones utiliza componentes de base similares. Se evalúa el éxito de cada paso antes de pasar a la siguiente etapa de la canalización. Si hay algún fallo, la canalización se detiene y se da feedback al desarrollador.

Componentes de una canalización de DevOps


Integración continua, entrega continua e implementación continua (CI/CD)

La práctica de integración continua consiste en realizar confirmaciones frecuentes en un repositorio de código fuente común. Los cambios de código se integran de forma continua en la base de código existente para que cualquier conflicto entre los diferentes cambios en el código de los desarrolladores se identifique rápidamente y sea relativamente fácil de solucionar. Esta práctica es esencial para conseguir una implementación más eficiente.

Creemos que el desarrollo basado en troncos es un requisito de la integración continua. Si no se realizan confirmaciones frecuentes en una rama común de un repositorio de código fuente compartido, no se está realizando integración continua. Si tus procesos de compilación y prueba están automatizados, pero los desarrolladores trabajan en ramas de función aisladas y de larga duración que se integran con poca frecuencia en una rama compartida, tampoco se está haciendo integración continua.

La entrega continua garantiza que la rama principal o troncal del código fuente de una aplicación siempre esté en un estado que permita su publicación. En otras palabras, si el gestor llega a tu mesa a las 16:30 h de un viernes y te dice que hay que publicar ya la última versión, podrías implementarla con solo pulsar un botón y sin miedo a fallos.

Esto supone tener un entorno de preproducción lo más idéntico posible al de producción y garantizar que se ejecuten pruebas automatizadas, de modo que todas las variables que puedan provocar un error se identifiquen antes de fusionar el código en la rama principal o troncal.

La implementación continua implica tener un nivel de operaciones y pruebas continuas tan robusto que las nuevas versiones de software se validen e implementen en un entorno de producción sin necesidad de intervención humana.

Es algo infrecuente y, en la mayoría de los casos, innecesario. Por lo general, solo las empresas unicornio con cientos o miles de desarrolladores y muchas publicaciones diarias requieren, o desean, este nivel de automatización.

Para comprender fácilmente la diferencia entre la entrega continua y la implementación continua, piensa en la entrega como el repartidor que te entrega un paquete y en la implementación como el momento en el que abres el paquete y usas el contenido. Si hubiera que modificar el producto en el momento entre que recibes el paquete y lo abres, el fabricante estaría en apuros.

Feedback continuo

El principal punto problemático del antiguo método de desarrollo de software en cascada (y lo que llevó al diseño de metodologías ágiles) era la falta de feedback puntual. En un momento en el que se tardaba meses o años en llevar nuevas funciones de la idea a la implementación, estaba casi asegurado que el resultado final sería algo distinto de lo que el cliente esperaba o deseaba. La metodología ágil garantizó que los desarrolladores recibieran feedback más rápido de las partes interesadas. Ahora, con DevOps, los desarrolladores reciben feedback continuo no solo de las partes interesadas, sino también de las pruebas y la supervisión sistemáticas del código a lo largo de la canalización.

Las pruebas continuas son un componente fundamental de todas las canalizaciones de DevOps y uno de los principales mecanismos del feedback continuo. En un proceso de DevOps, los cambios pasan continuamente de desarrollo a pruebas e implementación, lo que no solo agiliza la publicación, sino que mejora la calidad del producto. Esto significa que existen pruebas automatizadas en toda la canalización, incluidas pruebas unitarias que se ejecutan en cada cambio de compilación, prueba de humo, prueba funcional y prueba de extremo a extremo.

La supervisión continua es otro componente importante del feedback continuo. Un enfoque de DevOps implica usar la supervisión continua en los entornos de ensayo, pruebas e incluso desarrollo. A veces es práctico supervisar los entornos de preproducción para detectar comportamientos anómalos, pero en general es un enfoque que se utiliza para evaluar continuamente el estado y el rendimiento de las aplicaciones en producción.

Existen numerosas herramientas y servicios para proporcionar esta funcionalidad, y puede implicar cualquier cosa, desde supervisar la infraestructura local o en la nube, como los recursos de servidor o redes, hasta el rendimiento de la aplicación o las interfaces API.

Operaciones continuas

El término operaciones continuas es relativamente nuevo y menos común, y las definiciones varían. Una forma de interpretarlo es como "tiempo de actividad continuo". Por ejemplo, imaginemos una estrategia de implementación azul/verde en la que tienes dos entornos de producción independientes, uno azul (de acceso público) y otro verde (no accesible públicamente). En esta situación, el nuevo código se implementa en el entorno verde y, cuando se confirma su funcionamiento, se acciona un interruptor (normalmente en un equilibrador de carga) y el tráfico pasa del sistema azul al verde. Como resultado, no hay tiempo de inactividad para los usuarios finales.

Otra forma de concebir las operaciones continuas es como alertas continuas. En este enfoque, el personal de ingeniería está de guardia y se le notifica si se producen anomalías en el rendimiento de la aplicación o la infraestructura. En la mayoría de los casos, las alertas continuas van de la mano de la supervisión continua.

En conclusión...


DevOps busca optimizar el desarrollo, la implementación y las operaciones de software. La canalización de DevOps es la forma en que estas ideas se implementan en la práctica y Continuous Everything es su paradigma, desde la integración del código hasta las operaciones de aplicaciones.

Para obtener más información sobre la entrega continua, consulta nuestros tutoriales sobre la entrega continua con Bitbucket, que permite compilar, probar e implementar con CI/CD integradas. Estos tutoriales van dirigidos tanto a principiantes como a profesionales para ayudarles a lograr una entrega continua con Bitbucket. ¿Todo listo para dar el paso? Empieza con Bitbucket Pipelines gratis.

Tom Hall
Tom Hall

Tom Hall es usuario y entusiasta de DevOps, lector voraz y pianista aficionado.
En los últimos 20 años ha conseguido, entre otros logros, certificaciones de Novell, EMC, VMware y AWS. Ayudó a organizar las jornadas DevOpsDays en Atlanta en 2016 y en Austin (Texas) en años posteriores.


Compartir este artículo

Lecturas recomendadas

Consulta estos recursos para conocer los tipos de equipos de DevOps o para estar al tanto de las novedades sobre DevOps en Atlassian.

Ilustración de Devops

La comunidad de DevOps

Ilustración de Devops

Taller de simulación

Ilustración de un mapa

Pruébalo gratis

Suscríbete para recibir el boletín de DevOps

Thank you for signing up