Close

Objetivos y resultados clave: tu guía sencilla de establecimiento de metas

Detalles esenciales de este marco de trabajo de establecimiento de objetivos

Buscar temas
Personajes moviendo tickets de Jira

Quieres que tu equipo sea imparable. No solo quieres dominar constantemente tus listas diarias de tareas pendientes, sino que quieres hacer un progreso considerable hacia tus mayores metas.

Entonces... ¿cómo hacerlo posible? ¿Cerrar los ojos y golpearte los talones tres veces? ¿Frotar una lámpara mágica y esperar a que salga un genio que nos conceda deseos? ¿Cruzar los dedos?

Claro, prueba esos métodos. Pero, si de verdad quieres que tu equipo dé pasos hacia adelante, es probable que, estableciendo objetivos y resultados clave, llegues más rápidamente a donde quieres estar.

¿Habías oído hablar de los objetivos y resultados clave? Se han convertido en un concepto de moda y muchas de las definiciones que existen se componen de argot y palabrería corporativa.

Necesitas la verdad y para eso estamos nosotros. Respondemos algunas de las preguntas más comunes sobre los objetivos y resultados clave en un lenguaje accesible.

¿Qué son los objetivos y resultados clave?

Los objetivos y resultados clave son una metodología de establecimiento de objetivos diseñada para impulsar a tu equipo hacia sus mayores objetivos y ayudarle a monitorizar su progreso.

Atiende la lección de historia que vamos a darte. El origen de los objetivos y resultados clave está arraigado en el sistema de gestión por objetivos fundado por el consultor y autor Peter Drucker.

Andrew Grove, exdirector ejecutivo de Intel, simplificó el sistema para responder a dos importantes preguntas:

  • ¿A dónde quiero ir?
  • ¿A qué ritmo debo ir para llegar hasta allí?

Tras aprender de Grove, el inversor y capitalista de riesgo John Doerr presentó este sistema a los cofundadores de Google, a quienes frecuentemente se les atribuye la popularización de los objetivos y resultados clave. Desde entonces, estos se han convertido en un lugar común en numerosas organizaciones, tanto pequeñas como grandes.

¿A dónde quiero ir?
¿A qué ritmo debo ir para llegar hasta allí?

Entonces, ¿qué es un objetivo?

Como su mismo nombre indica, los objetivos y resultados clave se dividen en dos elementos principales. Hablemos primero de los objetivos.

Para no complicarte, piensa que el objetivo es la meta que estás estableciendo.

Con tu equipo, haréis una lluvia de ideas con la siguiente pregunta: "¿Cuáles son los temas más importantes que debemos tratar este trimestre?" Sí, eso es una pista: los objetivos y resultados clave se suelen establecer trimestralmente.

Ten en cuenta que los objetivos deben ser declaraciones cualitativas de alto nivel con aspiraciones, no tareas ni resultados granulares.

OBJETIVO DE EJEMPLO: inicia un nuevo portal de empleados a finales del trimestre.

¿Y qué hay de los resultados clave?

Los mismos objetivos y resultados clave podrían no ser cuantificables por naturaleza. Ese es el trabajo de los resultados clave, resultados mensurables que indican que has alcanzado tu objetivo.

No cometas el error de confundir los resultados clave con tareas y actividades pendientes. Se trata de identificar los resultados, no las cosas que haga tu equipo. Por lo tanto, asegúrate de que estás siempre orientado a un resultado medible.

RESULTADO CLAVE DE EJEMPLO: el envío del portal aumenta las puntuaciones de feedback de los empleados en un 25 %.

¿Por qué utilizar objetivos y resultados clave?

Esto no es un concurso de popularidad. Pero, si lo fuera, irían ganando los objetivos y resultados clave. Habrás oído que muchísimas empresas de renombre, como Google, Netflix, Ahnheuser-Busch, Adobe, Samsung e incluso Atlassian, los utilizan para establecer objetivos.

Pero si todos estos nombres no te convencen, hay muchas otras razones para usar objetivos y resultados clave, como las siguientes:

  • Mayor coordinación: todo el mundo está en sintonía con respecto a los objetivos y los indicadores de éxito
  • Flexibilidad mejorada: dado que los objetivos y resultados clave se establecen de forma trimestral, esos ciclos de objetivos más cortos dan más margen de maniobra
  • Aumento de responsabilidad: todo el mundo sabe exactamente cómo se medirá el éxito y quién es responsable de hacerlo realidad
  • Mayor enfoque: los objetivos y resultados clave son razonados y están bien definidos, lo que aumenta el enfoque en los objetivos que realmente importan

Con estas increíbles ventajas, es comprensible que tantas organizaciones de éxito y rápido crecimiento adoren los objetivos y resultados clave.

¿Cómo se establecen los objetivos y resultados clave?

Flechas en ilustración a la diana

Quieres unirte a las filas de esos equipos y empresas que persiguen incansablemente sus metas (porque ¿quién no lo haría?). Aquí tienes cómo hacerlo.

Empieza organizando una lluvia de ideas con tu equipo para identificar lo que más quieres lograr.

Probablemente habrá muchísimas ideas y algún debate sobre cuáles deberían ser vuestros objetivos. Este no es precisamente un ejemplo de que cuanto más, mejor. Recomendamos reducirlos a no más de entre tres y cinco objetivos para el trimestre. Asimismo, no querrás asignar más de tres resultados clave a cada objetivo para evitar confusiones.

Además, ten en cuenta que los objetivos y resultados clave son más aptos para objetivos más idealistas y a largo plazo. No vas a usar este sistema para ocuparte de una tarea en tu lista diaria de tareas pendientes o un proyecto de equipo que termina mañana. Eso sería demasiado engorroso.

Asentadas esas bases, veamos rápidamente los pasos que seguiréis tú y tu equipo para establecer los objetivos y resultados clave.

Paso 1: Compartir los conceptos básicos

Si esta es la primera vez que utilizas objetivos y resultados clave, habrá muchas cosas que os resulten nuevas a ti y a los miembros de tu equipo. Reserva tiempo al principio para enseñar a tu equipo el proceso y la terminología para que pueda hacer aportaciones constructivas a la conversación.

Paso 2: Establecer tus objetivos

Ahora que todo el mundo está familiarizado con los conceptos básicos, pide al equipo que haga una lluvia de ideas sobre qué hace falta para sacar adelante el trimestre (prueba con un mapa mental). Dales tiempo a todos para tomar notas rápidas de sus ideas y pegarlas en la habitación. Una vez hecho esto, reúne ideas similares y ten una conversación abierta para pulir ideas y dar con entre tres y cinco objetivos en los que más vale la pena centrarse en este momento.

OBJETIVO DE EJEMPLO: crea infografías para todas las entradas del blog.

Paso 3: Identificar tus resultados clave

Con los objetivos ya establecidos, es hora de que el equipo piense en qué resultados veríais y mediríais si llegarais a ese objetivo. Esos deberían ser vuestros resultados clave. Recuerda que no conviene tener más de tres por cada objetivo.

EJEMPLO DE RESULTADO CLAVE 1: las infografías mejoran el tiempo que dedica el usuario a la página en un 10 %.
EJEMPLO DE RESULTADO CLAVE 2: cada infografía se guarda en Pinterest al menos 100 veces.

Paso 4: Analizar la situación

El trabajo preliminar está hecho, así que ha llegado el momento de hacer balance. Observa los objetivos y resultados clave que has establecido. ¿Son poco realistas? ¿O son demasiado fáciles? ¿Son demasiados? ¿O no son suficientes? Esta es tu oportunidad de hacer cambios antes de finalizarlos.

Paso 5: Planificar tus controles mensuales

Al igual que cualquier otro método de establecimiento de objetivos, no hay que dejar de lado los objetivos y resultados clave una vez fijados. Debes reunirte con tu equipo cada mes para monitorizar el progreso hacia vuestro objetivo dando a cada resultado clave la puntuación prevista de cierre de trimestre. Los objetivos y resultados clave se puntúan en una escala gradual de entre 0 y 1, que indica que si no habéis logrado vuestro objetivo, si habéis estado cerca de hacerlo o si lo habéis conseguido. Así, por ejemplo, si solo habéis mejorado el tiempo medio del usuario en una sola publicación de blog en un 3 %, puntuarías ese resultado clave en 0,3.

¿Cómo atenerse a los objetivos y resultados clave?

¡Bien! Ya están establecidos tus objetivos y resultados clave. Parece que se acabó el trabajo duro, ¿no? Pues no del todo. Ahora tú y tu equipo debéis ateneros a ellos.

Aquí es donde nos vendría muy bien ese genio mágico...

Pero, por si acaso no se presenta, aquí tienes algunas estrategias que puedes usar para aumentar la aceptación y el compromiso con esos objetivos:

  • Involucrar a tu equipo en el proceso: si no te han servido los pasos anteriores, configurar tus objetivos y resultados clave debería ser un proceso en colaboración con tu equipo. Estos objetivos no se deben imponer.
  • Asignar propietarios: cada resultado clave debe asignarse a un propietario para que todo el mundo sepa quién es responsable de qué. Aporta claridad al tiempo que fomenta la responsabilidad.
  • No omitir las sesiones de control: cuando empiezas a estar hasta arriba, prefieres trabajar para alcanzar esos objetivos en lugar de ir comprobando el progreso. ¡No caigas en la tentación! Las sesiones de control son importantes para evitar problemas de forma proactiva y controlar el progreso.
  • Tener paciencia: tus objetivos y resultados clave podrían no ser perfectos al principio. La buena noticia es que los establecerás trimestralmente, por lo que muy pronto perfeccionarás el proceso.

¿Cuáles son los ejemplos de objetivos y resultados clave?

Medalla

A veces no hay nada más inspirador que un ejemplo. ¡Estás de suerte! A continuación, tienes algunos ejemplos de objetivos y resultados clave que se aplican a cuatro tipos diferentes de equipos.

Ejemplo de objetivos y resultados clave para equipos de Recursos Humanos

OBJETIVO: mejorar los niveles de implicación de los empleados.

RESULTADO CLAVE 1: aumentar la asistencia a los eventos sociales mensuales de la empresa en un 30 %.

RESULTADO CLAVE 2: aumentar en un 15 % las puntuaciones de las encuestas de feedback de los empleados.

Ejemplo de objetivos y resultados clave para equipos de Ventas

OBJETIVO: aumentar nuestros ingresos recurrentes.

RESULTADO CLAVE 1: reducir nuestra tasa de abandono de clientes a menos del 5 %.

RESULTADO CLAVE 2: aumentar las actualizaciones de cuentas gratuitas a cuentas prémium en un 40 %.

Ejemplo de objetivos y resultados clave para equipos de Atención al cliente

OBJETIVO: mejorar la satisfacción del cliente.

RESULTADO CLAVE 1: reducir el tiempo de espera de los tickets de atención al cliente a 24 horas.

RESULTADO CLAVE 2: mejorar las puntuaciones de feedback de nuestras encuestas a clientes a una calificación media de cuatro estrellas.

Ejemplo de objetivos y resultados clave para equipos de Gestión de productos

OBJETIVO: descartar una versión renovada de nuestro producto principal.

RESULTADO CLAVE 1: obtener 2000 nuevas inscripciones de productos.

RESULTADO CLAVE 2: publicar reseñas de productos en 10 sitios web importantes del sector.

¿Qué distingue los objetivos y resultados clave de otros marcos de trabajo de establecimiento de objetivos?

Lo admitimos: nos encantan los objetivos y resultados clave. Son populares porque son eficaces.

Pero eso no significa que sean la única manera de establecer metas. Por tanto, hemos comparado los objetivos y resultados clave con otros dos métodos comunes de establecimiento de objetivos: los KPI y los objetivos SMART.

Objetivos y resultados clave frente a indicadores clave de rendimiento

Tienen en común las iniciales pegadizas, razón por la cual se suelen confundir los objetivos y resultados clave y los KPI. Sin embargo, en realidad difieren bastante.

Los indicadores clave de rendimiento (KPI) requieren asignar un objetivo mensurable a un proyecto o proceso existente (a diferencia de los objetivos y resultados clave, donde establecer un nuevo objetivo es el primer paso).

EJEMPLO DE KPI: imagina que ya estás trabajando para mejorar la eficacia de tu equipo de atención al cliente y no sabes con seguridad cuándo considerar "logrado" ese objetivo. Puedes asignar un KPI de 45 tickets de cliente resueltos por semana.

Objetivos y resultados clave frente a objetivos SMART

SMART son las siglas en inglés de "específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y temporales". Al establecer objetivos con este sistema, es necesario marcar todas estas casillas para prepararte para el éxito.

También es importante tener en cuenta que, con los objetivos SMART, se abarcan todos los criterios en un solo enunciado. No existen dos elementos separados, como con los objetivos y resultados clave.

EJEMPLO DE OBJETIVO SMART: resuelve 45 tickets de atención al cliente por semana durante este mes con el fin de mejorar la eficacia de nuestro equipo de atención al cliente.

A por los objetivos

Quieres que tu equipo siga trabajando hacia vuestros objetivos. Pero, hasta ahora, no has encontrado un genio extremadamente generoso ni un pozo de deseos que te ofrezcan garantías.

Afortunadamente, para lograr tus objetivos no hace falta confiar en la suerte. Los objetivos y resultados clave son justo lo que tu equipo necesita para establecer objetivos ambiciosos y definir claramente cómo es el éxito.

Más victorias con menos frustración... nos suena muy evidente.

¿Todo listo para comenzar con tus propios objetivos y resultados clave? Lo imaginábamos. Esta plantilla te será de ayuda.

Puede que también te interese

Plantilla de objetivos y resultados clave

Establece objetivos ambiciosos y estrategias para alcanzarlos

Utiliza esto
Logotipo de Confluence

Confluence es un espacio de trabajo del equipo en el que las organizaciones documentan y comparten su visión, sus planes y sus objetivos para unificar el trabajo en equipo.

A continuación
Decision making