Close

El reconocimiento de los empleados supone un gran avance (cuando lo haces bien)

Aplaude a tus empleados por el trabajo bien hecho

Personajes que dan información en tiempo real

Piensa en algún empleado de tu equipo que borde todo lo que hace. Esta persona cumple sobradamente los plazos, ayuda a todos los demás, y cumple con creces las expectativas una y otra vez. Lo está clavando.

Examen sorpresa: ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste lo niquelado que le sale el trabajo? ¿Ha pasado un tiempo desde que recibió un merecidísimo "bien hecho"?

Si no te acuerdas, no eres la única persona a quien le pasa. Elogiar los esfuerzos de tus empleados es una de esas cosas que pueden acabar fácilmente postergándose a un segundo plano en el ajetreo y el bullicio cotidianos de tu equipo. De hecho, la friolera del 40 % de los empleados considera que el reconocimiento no es una prioridad en la empresa en la que trabajan.

Ahora bien, cuando se espera que los miembros del equipo sigan produciendo a destajo un trabajo de primera solo para que acabe pasando desapercibido, es ahí donde empiezan los verdaderos problemas. Por eso, cada vez son más las empresas que están haciendo del reconocimiento de los empleados una de sus máximas prioridades.

¿En qué consiste el reconocimiento de los empleados?

Hazte a la idea de que el reconocimiento de los empleados es todo esfuerzo que haces más allá de las cuestiones básicas (como, por ejemplo, el salario y las prestaciones extrasalariales) para reconocer y elogiar el trabajo de excelente calidad de tus empleados.

Es un concepto bastante amplio y puede adoptar formas muy distintas. Podría tratarse de una elogiosa evaluación del rendimiento o un elevado bonus. O tal vez algo tan sencillo como hacerle un cumplido sincero en la reunión del equipo o dejarle una nota escrita a mano sobre su escritorio.

El reconocimiento de los empleados y el aprecio a los empleados son dos términos que a menudo se utilizan de forma intercambiable. Aunque están íntimamente relacionados, en realidad significan dos cosas diferentes.

Según un estudio, las empresas con políticas corporativas que fomenten mucho el reconocimiento presentan unas tasas de rotación voluntaria un 31 % más bajas.

La diferencia más sencilla es la siguiente: el reconocimiento consiste en recompensar el rendimiento. Está ligado directamente a los logros y la calidad de trabajo de un empleado.

"Por otra parte, el aprecio consiste en reconocer el valor inherente de una persona —escribe Mike Robbins, un autor y consultor de liderazgo, en un artículo para Harvard Business Review—. La cuestión no son sus logros, sino su valía como compañero y ser humano".

La importancia del reconocimiento de los empleados

Una de las ventajas evidentes de dar un reconocimiento adecuado es que hace que tus empleados se sientan a gusto, ya que saben que el empeño que le ponen a su trabajo no solo no pasa desapercibido, sino que también se aprecia. Ahora bien, más allá de la moral, el reconocimiento de los empleados ofrece muchas más ventajas para toda la empresa.

Aumenta la retención

Resulta frustrante sentirse como un mero engranaje más de una rueda, y si los empleados siguen sintiéndose infravalorados, lo más probable es que tomen las de Villadiego.

El algodón no engaña: el 21,5 % de los trabajadores que no se sienten reconocidos por haber hecho un trabajo excelente han ido a una entrevista de trabajo en los últimos tres meses, en comparación con solo el 12,4 % que considera que se les reconoce.

Por suerte, aplaudir a los miembros de tu equipo cuando lo bordan en el desempeño de sus responsabilidades es una sencilla solución que te permite conservar a tus mejores talentos. Según un estudio, las empresas con ambientes en los que abunda el reconocimiento tendrían unas tasas de rotación voluntaria un 31 % más bajas.

Mejora la productividad y el rendimiento

Imagina que te pasas toda la semana afanándote en una presentación importante para tu jefe. Llegas temprano, te quedas hasta tarde y haces todo lo posible para asegurarte de que todo quede perfecto hasta el último detalle.

Cuando por fin se la envías a tu gerente, la única respuesta que recibes es un breve correo electrónico en el que pone: "Gracias. ¿Has mirado ya los números de este trimestre?".

Te invade el desánimo al instante. Has invertido horas y toneladas de energía en esa tarea y has acabado recibiendo un lacónico "gracias". ¿Cuál será tu motivación para esforzarte tanto en la próxima tarea que te encargue tu supervisor? Probablemente, no tanta como la última vez.

Lo mismo se aplica a tus empleados. Cuesta seguir reuniendo entusiasmo cuando sientes que tus logros y esfuerzos se ningunean constantemente. Por eso, el 81 % de los empleados admiten que, cuando su jefe les demuestra que aprecia su trabajo, se motivan para esforzarse más, y el 78 % de los empleados afirma que el reconocimiento aumenta su productividad.

Fortalece el ambiente corporativo de tu empresa

Un equipo en el que el trabajo magnífico pasa desapercibido y queda sin reconocimiento de forma constante puede volverse tóxico muy rápidamente. El resentimiento y la frustración se enconan, y los miembros del equipo aplican la ley del mínimo esfuerzo, porque ¿qué sentido tiene hacer algo más que eso?

Por el contrario, convertir el reconocimiento en una prioridad puede mejorar enormemente el pronóstico de tu equipo, y el 85 % de los líderes de recursos humanos afirma que los programas de reconocimiento de los empleados mejoran la atmósfera de la empresa.

Atrae a los mejores talentos

Estás completamente a favor de conservar a los mejores empleados, pero también te interesa que sigan entrando nuevos talentos. ¿Qué es lo que buscan los solicitantes de empleo cuando tantean a posibles empleadores?

El 81 % de los empleados admiten que, cuando su jefe les muestra que aprecia su trabajo, eso les motiva a esforzarse más

La cultura (que, insistimos, recibe un fuerte impulso cuando priorizas el reconocimiento) es una pieza importante del rompecabezas. En total, el 46 % de las personas que buscan empleo mencionan que la cultura corporativa es muy importante a la hora de decidir si enviar o no una solicitud a una empresa.

Sin embargo, los candidatos también van a leer opiniones y averiguar lo que piensan de ti los empleados actuales y los anteriores. A la hora de evaluar a los empleadores, el 32 % de los solicitantes de empleo tienen en cuenta las opiniones de los empleados. Asegurarse de que a los miembros de tu equipo se les reconozca constantemente por su excelente trabajo mejorará tu reputación y garantizará que el boca a boca sea más positivo que negativo.

Los desafíos del reconocimiento de los empleados

Dado que las ventajas del reconocimiento de los empleados son obvias, ¿por qué no es más habitual?

Aunque reconocer los méritos de forma adecuada parece en teoría algo sencillo, hay una serie de impedimentos que pueden interponerse en tu camino a la hora de hacerlo realidad. Entre ellos se incluyen los siguientes:

  • Percepción de falta de tiempo: Quieres que tu equipo sea productivo, de forma que pasáis inmediatamente al próximo proyecto, sin dedicar tiempo a celebrar triunfos ni éxitos.
  • Falta de aceptación por parte de los superiores: Entiendes que el reconocimiento es importante, pero no puedes asumir toda esa carga por tu cuenta. También necesitas la aceptación de otros líderes (sobre todo si la colaboración interdisciplinar es habitual). De hecho, los gerentes, los supervisores y los líderes de los equipos producen los tipos de reconocimiento más valiosos.
  • Desconocimiento de las preferencias únicas de los empleados: Tal vez pienses que estás haciendo un trabajo magnífico para reconocer los méritos de tus empleados, pero estos podrían no estar de acuerdo, ya que cada cual tiene sus propias preferencias al respecto. Desconocerlas llevará a un reconocimiento que no surta efecto.

Ofrecer reconocimiento no está exento de obstáculos, pero, al igual que sucede con prácticamente cualquier otra cosa en tu empresa, todo lo que valga la pena hacer requerirá trabajo y un esfuerzo consciente.

No basta con hacer siempre lo mismo: tipos de reconocimiento de los empleados

Estás conforme con reconocer y elogiar a tus empleados. Pero ¿qué implica eso aparte de una palmadita sincera en la espalda mientras se dice: "¡Excelente trabajo!"?

El reconocimiento de los empleados puede manifestarse de muy diversas maneras, entre las que se incluyen las siguientes (pero, sin duda, sin limitarse a ellas):

  • Alabanza escrita y oral: Desde una nota escrita a mano hasta un sentido "Has hecho un trabajo magnífico en esta presentación", esta forma de reconocimiento es sencilla y eficaz.
  • Bonus: Poderoso caballero es don Dinero. Si dispones de presupuesto, un bonus monetario ayuda mucho a mostrar a tus empleados que valoras el buen trabajo que están haciendo.
  • Premios: Podría tratarse de una codiciada plaza de aparcamiento reservada en primera línea o una tarjeta de regalo para una popular cafetería en la misma calle. Este tipo de premios te permiten dar rienda suelta a tu creatividad en la forma en que aplaudes a los miembros de tu equipo.
  • Actividades: Una forma original de reconocer el mérito de tus empleados es con una actividad. Por ejemplo, si alcanzan el objetivo de ventas del trimestre, podrías sacarles de la oficina para llevártelos a una clase de cocina en equipo, a hacer senderismo o a una travesía en barco con servicio de catering.
  • Logros: Todo el mundo quiere tener derecho a presumir, por lo que algo como un programa de "empleado del mes" puede servir para reconocer los esfuerzos de un miembro del equipo y, al mismo tiempo, potenciar su autoestima.

No faltan maneras de elogiar a tus empleados por el excelente trabajo que hacen, y dispones de mucha flexibilidad para encontrar algo que funcione para ambas partes.

Sin embargo, ten en cuenta que, aunque el reconocimiento suele estar vinculado sobre todo al rendimiento, también se puede usar para reconocer otros criterios como, por ejemplo, los siguientes:

  • Eventos: ¿Ha ganado tu empleado algún prestigioso premio del sector o ha encontrado alguna oportunidad magnífica para hablar en público? También deberías elogiarle por esto.
  • Hitos: No deberías pasar por alto circunstancias como aniversarios laborales sin hacer ningún tipo de mención o celebración.

Cómo crear un programa de reconocimiento de los empleados

Si crees que el reconocimiento adecuado es algo que, simplemente, "te acordarás" de hacer en el futuro, más vale que le des otra vueltecita. Resulta más fiable desarrollar algún tipo de estructura, de forma que todo el mundo parta de una misma base y tus elogios sean más homogéneos. Aquí te explicamos cómo conseguirlo.

1. Conoce tu situación actual

Antes de rediseñar una estrategia completamente nueva, tienes que hacerte una idea de tu situación actual en lo que respecta a esta cuestión.

Encuesta a tus empleados (hazlo de forma anónima para que las respuestas sean lo más sinceras posible) para conocer sus opiniones sobre la medida en la que consideran que reconoces sus méritos adecuadamente, lo que creen que podrías hacer de más, los tipos de reconocimiento que valoran y cualesquiera otras ideas que tengan para mejorar.

2. Identifica y anuncia los criterios

Si utilizas formas más rígidas de reconocimiento (como, por ejemplo, bonus de rendimiento, premios o nombramientos), tus empleados deben saber cómo pueden lograrlo. Este nivel de transparencia desde el principio no solo motiva, sino que también evita cualquier desacuerdo en el futuro.

Piensa por ejemplo en un premio al "empleado del mes". ¿Qué criterios tendrás en cuenta a la hora de otorgarle a alguien ese título? ¿Cómo evaluarás a los empleados? ¿Quién participará en el proceso de toma de decisiones?

Plasma toda esa información en un documento compartido al que todos puedan acceder, de forma que los empleados sepan exactamente qué es lo que tienen que hacer para lograr ese reconocimiento.

3. Proporciona acceso a las herramientas de reconocimiento adecuadas

Cuando pretendes homogeneizar el reconocimiento, la tecnología puede serte de gran ayuda. Hay un montón de programas informáticos de reconocimiento de los empleados que te permiten ofrecer alabanzas (y dejar constancia de ellas) asiduamente con mayor facilidad y, al mismo tiempo, posibilitan que los miembros de tu equipo se aplaudan de forma recíproca.

Procura reflexionar detenidamente sobre tus necesidades, así como sobre el presupuesto del que dispones para explorar tus opciones y encontrar la más adecuada para ti.

4. Obtén la aceptación por parte de la dirección

Priorizar de verdad el reconocimiento de los empleados exigirá un cambio cultural a nivel de empresa, lo que significa que tendrás que contar con el apoyo del equipo ejecutivo.

Pídeles que te hagan un hueco en sus agendas para presentarles tu propuesta y procura acudir a la reunión con todo lo siguiente preparado:

  • Los resultados y el feedback de cualesquiera encuestas que hayas hecho a tu propio equipo
  • Estadísticas sobre la importancia del reconocimiento de los empleados
  • Ideas para reconocerles más los méritos a los miembros del equipo

Básicamente, te interesa tener desarrolladas una serie de estrategias concretas en lugar de limitarte a presentar un problema y pedirles que lo solucionen. Consigue que apoyen tus planes para que el reconocimiento se convierta en una prioridad en toda la empresa, en vez de ser algo que solo sucede en tu equipo.

5. Haz mejoras continuas

Es importante empezar por el reconocimiento de los empleados, pero no hay ninguna necesidad de que la primera tentativa sea la que vaya a misa, sino que puedes (y debes) hacer ajustes a medida que vaya avanzando la iniciativa y vayas aprendiendo.

Asimismo, no dejes de pedirles feedback a los miembros del equipo. Este será un proceso de aprendizaje para todos vosotros, y seguir tomándoles el pulso de sus impresiones sobre tus esfuerzos de reconocimiento te ayudará a desarrollar un programa con la máxima eficacia para ellos.

Prácticas recomendadas de reconocimiento de los empleados

Una vez que hayas implantado el programa de reconocimiento de los empleados, hay unas cuantas prácticas recomendadas más que te interesa tener en cuenta a la hora de aplaudir el magnífico empeño que ponen tus empleados.

1. Ofrece elogios específicos

Si dices "¡Estás haciendo un trabajo excelente!" no va a surtir tanto efecto como si dices "Hiciste un trabajo magnífico en el informe de este mes sobre el tráfico del sitio web. Me encantó sobre todo el gráfico en el que ilustraste el desglose de nuestros visitantes habituales". Especifica con tus elogios. De este modo, demostrarás que de verdad te fijas en lo que están produciendo tus empleados y no solo les estás lanzando cumplidos genéricos porque "es lo que hay que hacer".

2. Piensa a lo grande y en detalle

Los grandes logros merecen reconocimiento, pero si solo esperas este tipo de proezas, los momentos de alabanza y gratitud se irán reduciendo y espaciando cada vez más. Ofrece elogios en respuesta a victorias de menor enjundia (por ejemplo, "Muchas gracias por la impresionante sugerencia que has aportado hoy en la reunión del equipo"). De este modo, podrás reconocer el trabajo más a menudo y mantener más motivados a los miembros del equipo.

3. Involucra a todo el mundo

Como hemos mencionado antes, no bastará con priorizar el reconocimiento de los empleados por tu cuenta. Plantéales tu propuesta a otros líderes dentro de la empresa para que se unan a tu proyecto de alabar con mayor asiduidad. De este modo, se garantiza el desarrollo en toda la empresa de una cultura en la que se aplauda el trabajo bien hecho, algo que es importante cuando los miembros del equipo trabajan en proyectos fuera de tu ámbito de competencia. Procura animar también a los empleados a que se den reconocimiento mutuamente. Este feedback entre colegas también es muy valioso.

Pon el reconocimiento al principio de tu lista de prioridades

Puedes ver que los miembros de tu equipo están haciendo un trabajo magnífico. Están cumpliendo con creces tus expectativas y su trabajo te llena de orgullo.

Ahora bien, lo que no pueden hacer es leerte el pensamiento. No des por sentado que ya saben que lo están bordando. Tienes que decírselo explícitamente.

Es exactamente ahí donde entra en juego el reconocimiento de los empleados, ya que alaba el fantástico trabajo que hacen tus empleados y, por consiguiente, mantiene su implicación, su motivación e incluso dispara su rendimiento.

Por lo tanto, si reconocer como es debido los méritos de tus empleados todavía no está al principio de tu lista de prioridades, ya estás tardando. Al fin y al cabo, el trabajo magnífico no debería pasar desapercibido.

Puede que también te interese

Caso de éxito
Logotipo de Hubspot

Cómo ha creado HubSpot una base de conocimientos para toda la empresa con una intranet social

Plantillas de Confluence

Crea cualquier cosa en Confluence: desde los requisitos de los productos hasta los planes de marketing

A continuación
Knowledge sharing